Las pollas mas grandes de travestis Shemales VI

Las pollas mas grandes de travestis Shemales VI. Pongamos las pollas mas grandes.

No sólo de ver y bajárselas viven los shemalelovers: COMPATIR TAMBIÉN ES BONITO.

Habíamos visto automamadas, ¿pero esto???????
Aquí, a la amiga travesti le sobran los hombres con esta autofelacion.
Eso es suerte ya me gustaria poder hacer eso ya.

Just for pleasure.
De momento, con esta vale, QUE SE VEA VOLUNTAD!!!!!!!!!!!!
Tienen la polla más grande o es un mito?

Aqui pongo una foto de mi diosa,una belleza llamada
Kaylane Romanovick
Por cierto…¿alguien sabe algo de ella o donde puede estar?.

Para acabar una polla XXL. Vaya pollas perforadoras, te dejan el culo como el tunel del canal de la mancha.

La travesti Mariana Cordoba tiene una polla enorme. Es un misil que se va anchando y termina en punta.

 

Yo quiero eso en mi culo!!!!!!

Aunque digan que el tamaño no importa a quien no le ponen las GRANDES.

Sinceramente por atractiva no la pongo pero hay que tener en cuenta que esta bien equipada Mueca ademas para gustos estan hechos los colores asi que a disfrutarla.

Hay (suspiro) viendola no puedo imaginar el amazonas ella y yo.

Las pollas mas grandes de travestis Shemales VI

Ella chupa su dedo pero quien quiere chuparle la…..

Me gusta MARIANA CÓRDOBA, cosas….

Mazorca o pollón????

Dicen que una polla curba da mas placer….. Huh sera verdad?

 

Vaya preciosidad en todos los sentidos y de dotacion ya ni hablemos. Te dejan el culo como la bandera de Japón.

 

Cierta amigita mia despierta a cada foto que miro jijijijiy a vosotr@s os pasa igual?
Es para mosquearse o no ella en la foto tan disponible…ais.. y nosotr@s deseando estar de verdad con ella..

 

Las pollas mas grandes de travestis Shemales VI

A mi una que me ha sorprendido (por foto) es Afrodita que se encuentra en Barcelona ahora. ¿28 cm? me parece una maravilla, estoy muy tentado en ir a verla.
La travesti Afrodita es sin duda la mas dotada con la que he estado,es una exageracion de verdad,otra cosa es su actitud y lo poco recomendable que es,saludos.
Bisexuarr, te agradezco el comentario, es (era) una de mis próximas candidatas. Yo me fijo casi en lo que más en el pene, pero si me dices que no se implica y no la recomiendas lo pensaré.

Morenaza que calza esa pollaza quien la caza lo goza y el culo le queda del tamaño de una plaza desconcertado sorry la calentura me haze desbariar.

Ummm, compi… quien esta Mireya?… vaya trasto que gasta!!!

Se necesitan las tetas, si, pero ALGO MAS para estar completa.

Con lo que me gusta el chocolate ya ni te cuento este mmmmmmmmmmmm rico.
No se quien es llorar pero si se ve que esta muy bien armada.

Como dije en la ultima foto que puse se corren y muy bien jjijijiji a ver si acertais a quien pertenece algo tan rico Guiño… ciertamente una musa, ufff esta Voo.
A ver si se anima mas gente a colaborar… besos a tod@s.

 

Las pollas mas grandes de travestis Shemales VI

Adriana Oliveira, una morenaza muy bien armada.
Y este volcán en erupción me parece que es la famosa DIOSA DE EBANO…

Esta es la venus del espejo de Velazquez como la quería pintar el autor (el espejo arriba a la derecha)

Hola buenas a todos aporto un migon grande y sabroso: Grace.

http://www.taiakashemales.com/modelos/espana/grace.shtml

buenísima la serie, he disfrutado mucho y la de la piscina es la más bella de todas. Gracias.

Suzanna Holmes tiene la polla de ébano enorme, como el tubo de escape de un camión.

 

Que prefieres morrearla o chupar ese nabo?
Que pasada , las tienen enormes
Se me hace la boca agua viéndolas…

 

Las pollas mas grandes de travestis Shemales VI

Me encanta la shemale Bia Spencer es como la sal y pimienta, está en todas las salsas.
És que me gusta provocar el libido masculino y juntos dar alas para imaginacion : cachonda insaciable Guiño Lengua desconcertado beso beso besode Bia Spencer
mmm… que bien suena eso de cachonda insaciable… jeje
Y lo mejor de todo es que es verdad… tal y como confirman las múltiples experiencias con ella que se han publicado en el foro.
Como he dicho más de una vez… mejoras con los años… y mucho. Guiño
Cuelgo la foto a la que te referías… para que no haya que buscarla entre todas las páginas de un hilo tan largo.
Por cierto Bia… ¿Recuerdas de qué año es esa foto?

Si hablamos de pollas grandes… TS Madison (the bigdickbitch)..

 

Vaya pollas que teneis!! estan todas para comerlas!.

Las pollas mas grandes de travestis Shemales VI

Una chica asiática que acabo de descubrir y me ha dejado realmente impactado.
Y no sólo por su herramienta… me ha parecido una chica de lo más morbosa. Su nombre… Jasmine.
Me he quedado impactado con el pollón de la asiática

Impresionantes fotos de travestis con vergas enormes. Se le hace a uno la boca agua !!!
Quien es?
Safira http://www.taiakashemales.com/modelos/espana/safira.shtml
Me consta que Safira es grande toda ella, y por lo visto todo lo tiene grandes.
Estar con un ser así colmaria todos mis sueños….

Kandii Redd… tenía que estar aquí…

 

Increible Yessica. Eso es enorme!

 

Las pollas mas grandes de travestis Shemales VI
Las pollas mas grandes de travestis Shemales VI

 

Serie from:

Travestis con las pollas mas grandes 1.
Travestis con las pollas mas grandes 2.
Travestis con las pollas mas grandes 3.
Travestis con las pollas mas grandes 4.
Travestis con las pollas mas grandes 5.
Travestis con las pollas mas grandes 6.

Las pollas mas grandes de travestis Shemales VI Fuente: Foro de travestis taiaka.

Las pollas mas grandes de travestis Shemales V

Las pollas mas grandes de travestis Shemales V. Pongamos las pollas mas grandes.

No sólo de ver y bajárselas viven los shemalelovers: COMPATIR TAMBIÉN ES BONITO.

Habíamos visto automamadas, ¿pero esto???????
Aquí, a la amiga travesti le sobran los hombres con esta autofelacion.
Eso es suerte ya me gustaria poder hacer eso ya.

Just for pleasure.
De momento, con esta vale, QUE SE VEA VOLUNTAD!!!!!!!!!!!!
Tienen la polla más grande o es un mito?

Aqui pongo una foto de mi diosa,una belleza llamada
Kaylane Romanovick
Por cierto…¿alguien sabe algo de ella o donde puede estar?.

Para acabar una polla XXL. Vaya pollas perforadoras, te dejan el culo como el tunel del canal de la mancha.

La travesti Mariana Cordoba tiene una polla enorme. Es un misil que se va anchando y termina en punta.

 

Yo quiero eso en mi culo!!!!!!

Aunque digan que el tamaño no importa a quien no le ponen las GRANDES.

Sinceramente por atractiva no la pongo pero hay que tener en cuenta que esta bien equipada Mueca ademas para gustos estan hechos los colores asi que a disfrutarla.

Hay (suspiro) viendola no puedo imaginar el amazonas ella y yo.

Las pollas mas grandes de travestis Shemales V

Ella chupa su dedo pero quien quiere chuparle la…..

Me gusta MARIANA CÓRDOBA, cosas….

Mazorca o pollón????

Dicen que una polla curba da mas placer….. Huh sera verdad?

 

Vaya preciosidad en todos los sentidos y de dotacion ya ni hablemos. Te dejan el culo como la bandera de Japón.

 

Cierta amigita mia despierta a cada foto que miro jijijijiy a vosotr@s os pasa igual?
Es para mosquearse o no ella en la foto tan disponible…ais.. y nosotr@s deseando estar de verdad con ella..

 

Las pollas mas grandes de travestis Shemales V

A mi una que me ha sorprendido (por foto) es Afrodita que se encuentra en Barcelona ahora. ¿28 cm? me parece una maravilla, estoy muy tentado en ir a verla.
La travesti Afrodita es sin duda la mas dotada con la que he estado,es una exageracion de verdad,otra cosa es su actitud y lo poco recomendable que es,saludos.
Bisexuarr, te agradezco el comentario, es (era) una de mis próximas candidatas. Yo me fijo casi en lo que más en el pene, pero si me dices que no se implica y no la recomiendas lo pensaré.

Morenaza que calza esa pollaza quien la caza lo goza y el culo le queda del tamaño de una plaza desconcertado sorry la calentura me haze desbariar.

Ummm, compi… quien esta Mireya?… vaya trasto que gasta!!!

Se necesitan las tetas, si, pero ALGO MAS para estar completa.

Con lo que me gusta el chocolate ya ni te cuento este mmmmmmmmmmmm rico.
No se quien es llorar pero si se ve que esta muy bien armada.

Como dije en la ultima foto que puse se corren y muy bien jjijijiji a ver si acertais a quien pertenece algo tan rico Guiño… ciertamente una musa, ufff esta Voo.
A ver si se anima mas gente a colaborar… besos a tod@s.

 

Las pollas mas grandes de travestis Shemales V

Adriana Oliveira, una morenaza muy bien armada.
Y este volcán en erupción me parece que es la famosa DIOSA DE EBANO…

Esta es la venus del espejo de Velazquez como la quería pintar el autor (el espejo arriba a la derecha)

Hola buenas a todos aporto un migon grande y sabroso: Grace.

http://www.taiakashemales.com/modelos/espana/grace.shtml

buenísima la serie, he disfrutado mucho y la de la piscina es la más bella de todas. Gracias.

Suzanna Holmes tiene la polla de ébano enorme, como el tubo de escape de un camión.

 

Que prefieres morrearla o chupar ese nabo?
Que pasada , las tienen enormes
Se me hace la boca agua viéndolas…

 

Las pollas mas grandes de travestis Shemales V

Me encanta la shemale Bia Spencer es como la sal y pimienta, está en todas las salsas.
És que me gusta provocar el libido masculino y juntos dar alas para imaginacion : cachonda insaciable Guiño Lengua desconcertado beso beso besode Bia Spencer
mmm… que bien suena eso de cachonda insaciable… jeje
Y lo mejor de todo es que es verdad… tal y como confirman las múltiples experiencias con ella que se han publicado en el foro.
Como he dicho más de una vez… mejoras con los años… y mucho. Guiño
Cuelgo la foto a la que te referías… para que no haya que buscarla entre todas las páginas de un hilo tan largo.
Por cierto Bia… ¿Recuerdas de qué año es esa foto?

Si hablamos de pollas grandes… TS Madison (the bigdickbitch)..

 

Vaya pollas que teneis!! estan todas para comerlas!.

Las pollas mas grandes de travestis Shemales V

Una chica asiática que acabo de descubrir y me ha dejado realmente impactado.
Y no sólo por su herramienta… me ha parecido una chica de lo más morbosa. Su nombre… Jasmine.
Me he quedado impactado con el pollón de la asiática

Impresionantes fotos de travestis con vergas enormes. Se le hace a uno la boca agua !!!
Quien es?
Safira http://www.taiakashemales.com/modelos/espana/safira.shtml
Me consta que Safira es grande toda ella, y por lo visto todo lo tiene grandes.
Estar con un ser así colmaria todos mis sueños….

Kandii Redd… tenía que estar aquí…

 

Increible Yessica. Eso es enorme!

 

 

Las pollas mas grandes de travestis Shemales V
Las pollas mas grandes de travestis Shemales V

Serie from:

Travestis con las pollas mas grandes 1.
Travestis con las pollas mas grandes 2.
Travestis con las pollas mas grandes 3.
Travestis con las pollas mas grandes 4.
Travestis con las pollas mas grandes 5.
Travestis con las pollas mas grandes 6.

Las pollas mas grandes de travestis Shemales V Fuente: Foro de travestis taiaka.

Mi segunda vez con la travesti brasileña Ivete Montello en Valencia.

Mi segunda vez con la travesti brasileña Ivete Montello

Mi segunda vez con la travesti brasileña Ivete Montello en Valencia. Hace cosa de un par de semanas Ivete Montello estuvo por Valencia y para celebrar mi cumpleaños decidí hacer una visita. La verdad que habíamos hablado previamente de lo ansioso que estaba por volver a verla ya que es mi debilidad junto con Bia Spencer. Y ella me pedía que me tranquilizase, jejejeje.

Pues bien, me acerqué a su piso por la zona de Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia. Subiendo en el ascensor iba mi corazón a mil por hora y comenzaba mi pollón de 20 cm a ponerse duro.

Llegó a su puerta y traspasarla allí estaba ella tan bellezón como siempre con un vestido ajustado. Nos fundimos en un abrazo de amistad bien fuerte, y pasamos a su habitación.

Mi segunda vez con la travesti brasileña Ivete Montello en Valencia
Mi segunda vez con la travesti brasileña Ivete Montello en Valencia

Habitación fantástica y enorme, con baño en su interior, un lujo en definitiva. Una vez dentro comenzamos a comernos la boca, como besa Dios!!!!

Me da la vuelta y empieza a acariciarme y a rozarse conmigo. Me besa el cuello, acaricia mi pollón y tras un ratito así me pide que me desnude. Ella se quita su vestido y se pone de rodillas en la cama. Luego aparta su tanga a un lado para que empiece a comerle ese delicioso pollón. Se lo pongo durísimo con mis mamadas hasta la epiglotis, jijiji que deliciosa estaba.

Mi segunda vez con la travesti brasileña Ivete Montello en Valencia.

A continuación Ivete Montello me pide que me tumbe boca abajo. Me unta con un poco de lubricante el ojete de mi culazo. A continuación se pone detrás de mí noto sus pechos y su melena rozarme. Entonces noto su pollazo entrar dentro de mi sin problemas, que gozada!!! Bufff!!! Dura se me pone ahora de recordarlo.

Ivete Montello Shemale
Ivete Montello Shemale

Entonces empieza a montarte de una forma dulce, pero intensa. Vaya follada, me susurra en el oído, y yo le empujo con mi culo para que la meta bien a dentro.

Tras un ratito en esa postura me pone de lado y ella de rodillas al lado de mi culo. Todo eso sin sacarla de dentro de mí y sigue follándome así. Es una auténtica gozada, entonces pone mis piernas encima de sus hombros y el bombeo es intenso. A su vez comienza a masturbarme y mi polla dura como una piedra empieza a soltar chorros de leche sobre mi abdomen.

Después de limpiarme me da a comer de nuevo su polla, ella quiere más. Pero no me veo capaz de resistir otra follada así, realmente me hubiese gustado follármela yo. Pero no se terció, a la próxima me dejó follar de nuevo y le pido un cambio de roles.

En definitiva un diez sobre diez.

Mi segunda vez con la travesti brasileña Ivete Montello en Valencia.

Como resultado Travesti Ivete Montello es una transexual de lujo. Una verdadera Reina del Sexo, y una de las travestis más buscadas.  Destaca por ser una travesti brasileña que causa autentico impacto y realmente espectacular con una sonrisa impresionante. Travesti morena y muy dotada con una polla de 22*5 cm. Le encantan las ciudades de Barcelona, Valencia, Madrid, y Palma de Mallorca.

 

Fuente: Relatos de Travestis con Estrellas del Porno y Shemale Pornstars.

Leer mas relatos de travestis.

Relato travesti Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo. En breve os relataré mi inolvidable encuentro con Bia Spencer. Sólo para abrir boca os dejo un anticipo. Y lo pongo esto en el foro de travestis general para que Bia Spencer lo pueda ver. Y también para que se animen los no taiakanos a escribir relatos y poder acceder a la zona taiakana.

Tal vez a Bia Spencer le apetezca narrar, como me maltrató.

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

He vuelto a poner las fotos del encuentro con la travesti Bia Spencer . No sé porque los de chevereto las borraron.

Perdonad, estoy preparando el relato, pero primero se lo pasaré a Bia Spencer para que lo revise. Espero lo comprendáis.

Ella fue el ama, ella debe dar su visto bueno.

I- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

No sé qué pasa, pero yo veo todas las fotos y para los que no ves. Yo dejo escrito el contenido de cada una en el total de 5 fotos.

Bueno al grano.

1-penetracion de puño.

2-comparando las pollas.

3-penetracion con mi polla y consolador a la vez.

4-cera en los huevos.

5-lluvia dorada.

 

Para los que no ves, ahora ya hay manera de dar alas para la imaginación de Bia Spencer .

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

 

II- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

PARTE I.

 

Por fin llegó el viernes, estaba yo un tanto nervioso, ya que el jueves había pasado un par de horitas con Bia Spencer (charlando en casa Nykolle, le fui a hacer compañía. ya contará ella si quiere). Y quedamos que la llamaría sobre las 20.00 a ver si estaba disponible o se encontraba cansada.

El jueves había conocido a la Bia Spencer en persona. Una mujer de los pies a la cabeza, con inquietudes, inteligente, y con sus secretillos. Ahora viernes iba a conocer a la Bia Spencer ama, diabla, devoradora.

No problema, Bia Spencer dijo que estaba preparada. Quedamos que cuando yo estuviera libre de mi compromiso (una cena de amigos). La llamaba y le decía que iba hacia allí.

Bia Spencer en persona, es preciosa, una chica super atractativa, nadie diría que no es una chica bio.

Nada más llegar a casa Nykolle, le pedí pasar al baño (yo venía limpio y duchado, pero quería estar al 100%). Mientras yo me duchaba, ella se puso su traje de ama, botas de látex y corpiño.  El mismo corpiño con el que aparece en muchas de sus fotos, impresionante, wow wow wow.

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

III- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

 

Collar de perro y a cuatro patas frente al espejo. empezé a recibir los latigazos de Bia Spencer en mi espalda. La excitación era máxima, y por ello un par de veces intenté girarme para verla de frente, craso error, torta en la cara de mi ama, escupitajo en mi cara.

-abre la boca esclavo. Y me escupió en la boca,

-quien te ha dicho que te des la vuelta.

Me puso unas pinzas de la ropa en mis pezones y las retorció. Ahhhhh

-Besa y lame mis botas.

Esas botas negras, altas, bellísimas

Bia Spencer controlaba la situación, y ahora cambió el látigo de siete colas con el que me había dejado la espalda hecha unos zorros, por una vela.

Notaba la cera caliente sobre mi espalda, sobre mis glúteos. Mmmm, era un juguete en sus manos.

-Bebe un poco me dijo, ofreciéndome una copa de champagne. Y escupió dentro.

-bébetelo, quien manda aquí? bébelo

De un tirón me arrancó las pinzas de mis pezones. Ahhh, dios, que dolor ¡.

Entonces me hizo sentar el borde de la cama y entre torta y torta, algún escupitajo y tremendos pellizcos en mis pezones, me hizo poner esas medias blancas con lacitos rojos que salen en sus fotos. Wow que excitación, yo, la putita de Bia Spencer con sus medias.

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

A cuatro patas sobre la cama, Bia Spencer me permitió lamer su lindo culito, como premio, pero eso duró poco. Se colocó detrás de mí, y empezó a golpear mis huevos, a estirarlos. ahhhh

Ahora me pasó a golpear directamente mi ano, joder, como me excitaba eso.

 

 

IV- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

Entonces, se puso un guante. Llegaba un momento intenso pensé yo, madre mía la que me espera.

Bía, es una experta, me lubricó bien, y poco a poco fue metiendo dedo tras dedo en mi culo, hasta meter toda la mano, toda entera. Pero no contenta con ello, con la mano metida dentro, cerró su puño, para sacarlo cerrado unas cuantas veces. Ahhhh dios, pobre de mí no sabía que eso aún era sólo el principio.

De rodillas y a cuatro patas, tirando de mi collar como de un perro, me llevó hasta el baño. Ahí me metió en la bañera y me mostró su sorpresa.

-Te gusta?

Claro, es preciosa. Pero para poder chupar me lo tenía que ganar y primero recibir la dulce lluvia de Bia Spencer sobre todo mi cuerpo.

Mi diosa, comenzó a orinar sobre mi pecho, sobre mi polla, y ahora en mi cara y en mi boca.

-Chúpala, bien esclavo.

 

Y eso hice yo, chupar y chupar la bella polla de mi ama, con ese gustito agridulce de su pis.

Bueno y hasta aquí el primer asalto, duchita y de regreso a la habitación. Allí Bia Spencer me tenía esperado el segundo y aún más intenso asalto.

Al salir de la ducha miré mi espalda y me asusté, la tenía llena de líneas rojas. De los latigazos.

-no te preocupes me dijo Bia Spencer en una horita desaparecerán

Volvimos a la habitación y ahora iba a empezar el segundo asalto, más duro, mucho más que el anterior.

En cuanto la escriba y Bia Spencer de su visto bueno publicaré la segunda parte.

V- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

 

Me permitiréis que me tome un poco más de tiempo. Ya que con las prisas creo que la primera parte no ha quedado demasiado bien. Me debo esmerar más en el segundo asalto, para poder transmitir mejor esa experiencia inolvidable.

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

 

 

 

PARTE II.

 

Bueno, he tardado mucho en escribir la segunda parte del relato, y en realidad ya ni la iba a escribir.

 

Recibí algún mensaje privado, y algún correo en mi email, que me llevaron a decidir que no contaría la segunda parte, más fuerte que la primera. Pero ya que Bia Spencer me lo ha pedido, y encima me ha ayudado a decidirme para contactar con Andrea Oliver (que se conocen hace mucho). Yo al leer que Bia Spencer la conocía la llamé y le pregunté por ella, y Bia Spencer fue muy amable y me dio buen consejo, gracias.(en unos días relataré ese encuentro).

 

Pues como de bien nacido es ser agradecido, a pesar de recibir esos mensajes privados en el foro de travestis taiaka y emails, que “se extrañaban” de mis gustos, resumiré ese segundo asalto.

 

Al volver a la habitación, se desató el infierno.

 

Tumbado de espaldas sobre la cama, Bia Spencer se colocó sobre mí haciéndome lamer su culito. Mientras tanto retorcía mis pezones, ahhh ahhh que placer y que dolor. Eso sólo era el principio, para calentarme un poco y ponerme a tono.

 

Como lo hacía bien, de premio me permitió chupar un poco más su hermosa polla, como recompensa y relajación ante lo que venía.

 

Volvió a coger las velas y ahora la cera caliente se derramaba directamente sobre mis huevos y mi polla.

 

-descapúllate puta, me dijo mi ama. Y así lo hice, para recibir directamente la cera caliente sobre mi capullo. oooooooh ooooh.

 

 

VI- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

 

 

Mi polla y mis huevos estaban al rojo vivo y Bia no dejó pasar la oportunidad y se deleitó en ello, me arrancó la cera a latigazos.

 

Ahora ya estaba preparado para el “gran momento”

 

Me volvió a lubricar mi culo y vi como se colocaba de nuevo el guante.

 

1,2,3 dedos, poco a poco entró toda la mano. Ahhhh ahhhhh como ya había hecho antes, cerraba el puño dentro para sacarlo cerrado, ufff ufff y en eso. LO METIÓ DE GOLPE CERRADO, LO SACÓ Y METIÓ. No pude aguantar mucho. Grité “que bestia”. Y dejó de hacerlo(luego me arrepentí, no debería haberme quejado. Pero estaba asustado y dolorido. La próxima vez, pediré las dos manos)

 

Bia Spencer jugó con mis pezones, me los mordió, me los retorció. Yo arrodillado con mis piernas a ambos lados suyos y ella tumbada, me obligaba a masturbarla mientras ella golpeaba mis pezones, me pegaba tortas, me retorcía golpeaba o pellizcaba los huevos.

 

En más de una ocasión, yo saqué ya la lechita anterior a la corrida. Y Bia Spencer me ordenaba recogerla en mi mano y beberla como la puta que era.

 

-Bebe safada, putinha.

 

Mi ama, fue generosa y me permitió ver como se corría mientras se reía de mí y me insultaba.

 

Se rio de mí ya que yo ya no conseguía correrme a pesar de desearlo enormemente.

 

Fuimos al baño de nuevo, me obligó a lamer su culo y beber de nuevo su rico pis.

 

Fue una experiencia realmente “inolvidable”

Al llegar a casa, me pajeé y bebí mi semen como le prometí que haría.

 

 

 

VII- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

 

Plas, plas, plas, plas, plas. GENIAL. Posiblemente, la experiencia más sobrecogedora de todas las que he leído en el foro. La versión más dura de Bia Spencer. Pero al mismo tiempo la que más me atrae. Aunque no llegué a esos niveles en mi sesión de dominación con ella, me identifico plenamente contigo en cuanto al morbo que provoca estar totalmente a su merced. Me identifico también por el inmenso placer que se siente siendo su juguete esperando a lo próximo que hará contigo. Además, la confianza que transmite como ama hace que te dejes llevar por la situación y te atrevas a probar cosas que nunca antes se te habían pasado por la cabeza. Y descubres que esas cosas te gustan. Impresionante Bia.

 

¡¡Menuda sesión te pegaste!!. Enhorabuena otra vez a los dos. Eso sí. me habría encantado algo más de detalle a la hora de relatar lo vivido. El encuentro se lo merecía.

 

Respecto a los privados de gente “extrañada” por tus gustos. poco puedo decir. Yo mismo te envié alguno, aunque felicitándote por tan soberbia experiencia.

Muchas gracias por acabar el relato.

 

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

Fuente: Relato Travesti Bia Spencer.

Videos de travestis con pollas grandes y duras folladas.

Puedes ver mas pornostars. More sexy shemale pornstars.

Travestis Tailandia. Haciendo el trenecito con dos ladyboys tailandesas.

Travestis Tailandia. Haciendo el trenecito con dos ladyboys tailandesas.

Tailandia Enero de 2009. Al encuentro de travestis Tailandia. Tras una pantagruélica cena en el copioso buffet del Marriot Hotel de Bangkog, bien regada con un buen caldo australiano, y dando bocanadas a un sabroso habano que compré en el aeropuerto de Barajas antes de iniciar mi periplo asiático. Sumergido en el caos de la capital thailandesa, sorteando automóviles, tu-tus, puestos de comida rápida y frituras de saltamontes y gusanos. En la oscuridad de la noche con fondo de neón, estoy llegando a NANA. Se trata de una plazoleta que me recuerda la plaza redonda de Valencia. Pero a la que no voy a comprar libros viejos, ni sellos, ni a intercambiar cromos de futbolistas, sino en busca de emociones fuertes, y en la que no hay chocolaterías ni churrerías, sino un complejo entramado de bares y garitos, repletos de prostitutas y travestidos.

Ladyboys, travestis, transexuales operados y gays afeminados que se mueven, unos con ton, y otras sin son, sobre tarimas. Exponiendo sus cuerpos medio desnudos, y que se distinguen por el número diferente que contiene el cartel que les pende del cuello. Todo este barullo ante una fauna viciosa de turistas de medio mundo, entre los cuales me encuentro. Muchedumbre compuesta por  alemanes de barrigota cervecera, británicos medio borrachos o japoneses sonrientes y desdentados. Es la Babilonia bíblica, la gran ramera.

 

I-Travestis Tailandia. Haciendo el trenecito con dos ladyboys tailandesas.

Como ya soy pájaro viejo y no me gustan ni como son (bajitas y planas) ni como follan, las putas thailandesas, las cuales sólo sirven para darte un masaje con el complemento de la pajita(ñan ñan) o la mamadita (boom boom). Subo a la primera planta del conjunto de locales, en donde por precedentes experiencias sé que voy a hallar lindas “lady boys“, o sea, mujeres con colita.

Prescindo de narrar como me las ligo con mi chapucero inglés, aprendido en un colegio de curas pajilleros y pedófilos. Lo que además carece de mérito llevando una cartera potente con 2000 bags, 500 por cada chica para el local y 500 para cada una. Pues como no son muy rollizas me llevo un par al peso, como veis es todo puro romanticismo. Een dólares, me sale la fiesta por unos 70 dólares. Así que nos vamos todos caminito de mi hotel, ya que no me gusta follar en tugurios sórdidos, sucios, y a oscuras, en donde te pueden dar gato por polla.

Como soy previsor, ya tengo localizada la puerta lateral y más discreta. Por donde entrar a las cathoí (Kathoey) en el establecimiento hostelero, no por pudor, sino para que el conserje aprovechado no me haga soltar 20 dólares más.

 

II-Travestis Tailandia. Haciendo el trenecito con dos ladyboys tailandesas.

 

Mi previsión se extiende a tener la habitación recogida. No sea que alguna sea una choriza, y todo lo de valor incluyendo pasaporte en la caja fuerte. Por supuesto el mini bar controlado. No sea que me manguen las botellitas de red label. O bien les dé por descorchar el champagne francés. Así que para evitar tentaciones las mando al baño, a la ducha ambas. Que se queden en pelotas antes que yo, y a frotarse un poquito con las esponjas.

No os he dicho como eran, la verdad es que ya no me acuerdo muy bien. Pero os puedo decir que más altas que las mujeres bío, delgadas, sumisas, con pechos pequeñitos o pechos limoneros. Travestis delicadas que intentaban agradar e implicarse. Pero que nadie se piense en este país de Indochina pillar a una Bía Spencer o a una Roberta Lima.

Tras dejar mi ropa perfectamente colocada en el interior del armario. Me sumo a la fiesta, y ya desnudo, entro en la ducha. Dónde estamos comenzando así los juegos eróticos: una tocadita de pollita, unos besitos con lengüita, mordisquitos a los lóbulos, chupaditas a los pezones

La cosa se empieza a animar, y ya me siento con el arma montada como un Rambo “español”. Las niñas comienzan a excitarse, y sus pequeños penes se estiran hasta alcanzar un calibre aceptable. Se sorprenden del tamaño que alcanza mi verga, claro que comparada con la suya ya se pueden sorprender, y es que hay que tener en cuenta que no son travestis brasileñas sino travestis siamesas.

 

III-Travestis Tailandia. Haciendo el trenecito con dos ladyboys tailandesas.

Una vez sequitos y sin que baje la excitación conseguida. Nos tumbamos en el pedazo de king size de my room. Ambos pececitos se entregan a chuparme, lamerme, comerme, besarme, mordisquearme. Sus cuatro manos lo mismo me acaricia el escroto, que masajean mi musculos, o dejan que sus dedos se pierdan más allá de mi sexo y atraviesen mi ano, todo con delicadeza y cuidado. Son verdaderas travestis geisas.

Sus bocas encuentran el punto de comunión en mis genitales, mientras una engulle mi prepucio, otra me moja con su lengua los testículos, y si me contorneo se desliza hacia el peritoneo, provocándome una sensación de placer tan difícil de olvidar.

Una de ellas me propone hacer el trenecito, y post enfundarnos los protectores, me encuentro follando a la transexual más femenina por el culo. Mientras que la que mantiene más erecta su dotación, me penetra con suavidad.

Así estamos un buen rato, hasta que la ladyboy a la que estoy montando se me corre entre los dedos. La otra saca su polla de mi culo, y eyacula en la boca de su compañera. Yo me levanto y les suelto un chorreón de horchata valenciana en la cara, inundando sus ojos achinados y sus bocas serviles. Qué bien me siento. No sé si soy Rambo, un samuraí, o el mayor putero sodomita plenamente realizado. ¿Seré tal vez Aníbal el caníbal? Qué sensación de poderío….yeahhhh.

Finalizada la orgiástica sesión, invito a las ladyboys a abandonar mi habitación. Una me pide quedarse a dormir, pero con esta subida de testosterona, prefiero dormir con mi libro, así que bye bye ladys.

Espero que os haya gustado foreros. Así es Bangkog.

 

 

Travestis Tailandia
Travestis Tailandia

Si te ha gustado te recomiendo leer este otro de ladyboys en Tailandia: Thailand Shemales Vivir en Tailandia

Trio con Claudia Moura y Bia Spencer en Valencia.

Travesti Claudia Moura

Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

I-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

El trio con Claudia Moura y Bia Spencer era con el que más fantaseaba. Bia Spencer y Claudia Moura. Las dos brasileñas me habían cautivado por separado. Así que ahora deseaba verlas en equipo. Son buenas amigas, han trabajado juntas y la complicidad entre ellas estaba garantizada. Contacto con Bia una semana antes de mi escapada a tierras valencianas. Con su amabilidad habitual, me confirma que estará en su piso esos días. Buenas noticias. A punto de volar, contacto de nuevo para tantear posibles días. En ese momento, le pregunto por Claudia. Sé que han estado viajando juntas este año. A mitad de semana Claudia se vuelve a Travestis de Mallorca. Mi excitación se dispara. Sin dudarlo, confirmo que nos veremos antes. Confieso mis ganas de estar con las dos.

 

Un día antes de la cita, marco su número y hablamos un rato. Su trato al teléfono es insuperable. Al final de la conversación, abordamos el tema de la inminente cita. Será nuestro quinto encuentro. Así que nos conocemos bien. Concretamos algunos detalles con total naturalidad. Como solemos hacer, más que decidir aquello que me gustaría que pasara, hablamos de actitud y roles. Prefiero que me sorprenda, sobre todo esta vez que estará acompañada. Lo encuentro más excitante así. Confío plenamente en ella y sabe bien lo que me gusta.

 

II-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

 

 

El ansiado encuentro tiene lugar el tercer martes de julio al final de la mañana. Me gusta ese momento del día. Una vez preparado -duchado, limpio y perfectamente depilado- confirmo que estoy en el coche y salgo hacia Travestis Valencia. Tengo una hora de viaje. Así que será la primera vez que esté en su piso. Hasta ahora, siempre nos hemos visto en Mallorca. Durante el trayecto, nervios y excitación invaden mi cuerpo. Según me acerco a mi destino, más. Aparco relativamente cerca de su casa. Entro a un bar y pido un botellín de agua para refrescarme. Así que a la hora marcada, estoy en su portal.

Travesti Claudia Moura
Travesti Claudia Moura

Al llegar al rellano, la puerta semiabierta me invita a entrar. Tal y como esperaba, es Bia quien se esconde tras la puerta. Me recibe con su bella sonrisa y dos besos de bienvenida. La miro de arriba abajo. La encuentro espectacular. Vestido negro bien ceñido a sus curvas. Botas por encima de las rodillas, brillantes y también negras. Pelo suelto con ese flequillo tan sexy que lleva últimamente. Primera vez que la veo con ese look. Me gusta su extremo cuidado en los detalles. Perfectamente maquillada. Esta vez, ha elegido un tono pastel para sus sensuales labios. Mis ojos se van a sus femeninas manos. Manicura francesa impecable.

III-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

 

Me conduce a través del pasiilo hasta llegar al cuarto donde tendrá lugar la sesión. Una vez allí, me comenta que Claudia está terminando de arreglarse. Me ofrece bebida y la opción de pasar por el baño. Acepto ambas cosas. Botellín de agua fría y ducha rápida. Aunque he salido duchado de casa, es verano y hace un día caluroso. Me pasa una toalla limpia y me acompaña hasta el baño. Aunque antes de hacerlo, me enseña los juguetes que tiene en mente para nuestra sesión. Entre ellos, los accesorios rojos que vemos en sus últimas fotos. Collar, ball-gag, esposas. Me encanta lo que veo. Y Bia lo lee en mis ojos.

 

Tras la ducha, regreso al cuarto. Me encuentro a Bia con problemas con el tacón de una de sus botas. Hace tiempo que no se las pone. Me pide unos minutos para solucionarlo. Regresa con las botas negras con remaches que luce en su último book. Tacón altísimo. Así que con ellas, exhibe sus estilizadas piernas a través de las medias de rejilla, también negras. A petición suya, abono el servicio que habíamos acordado el día anterior. Abandona un momento la habitación. Aprovecho para fijarme en ella. Cuando estoy con Bia, toda mi atención es suya. Cama grande en el centro, persiana bajada, ventilador encendido y lámpara en el suelo. A su regreso, hablamos un rato. La conversación, fluída. Como si hablara con una amiga. Siempre ha sido así con Bia.

IV-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

En ese momento, entra Claudia en el cuarto. Sonriente. Nos damos dos besos. La encuentro preciosa. Ella no me recuerda. Han pasado dos años y medio desde que nos conocimos en Mallorca. Por las razones que sean, no hemos repetido. Como si se hubieran puesto de acuerdo, me recibe también de negro. Lleva el vestido ajustado que luce en alguna foto reciente. El de la hebilla en el cuello que muestra la belleza de su escote. Así que su cuerpo roza la perfección. Ni un gramo de grasa. Pelo suelto. También maquillada, ha elegido la pasión del rojo en sus labios. Sus uñas pintadas en ese mismo color. Impactado con el espectacular bronceado que luce, repaso su cuerpo de arriba abajo también.

 

Tras una breve charla, Bia toma las riendas. “Ya está bien de hablar”… dice en plan autoritario. Me pone de rodillas en un lado de la cama. Ella se sienta frente a mí. Se baja el vestido y enseña sus tetas. Quiere que me las coma, cosa que hago encantado. “Tú eres mi esclavo y yo soy tu ama”…. me dice. “Serás obediente y harás todo lo que te digamos”… añade. Asiento con mi cabeza mientras lamo y chupo sus ricos pezones. Entre las dos, me quitan el bóxer, liberándome así de la presión causada por mi erección. Bia me agarra por las muñecas y lleva mis brazos a mi espalda. Quiere que le coma las tetas sin usar mis manos. Mientras lo hago, juega con sus dedos y mi depilado culo. Sonríe y me mira fijamente. “Así. Cómete bien mis tetas”… ordena.

Trio con Claudia Moura y Bia Spencer
Trio con Claudia Moura y Bia Spencer

V-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

 

A todo esto, siento que Claudia se sitúa tras de mí, acariciando mi entrepierna con sus manos. “Claudia… dilata bien su culo”… dice la rubia a su amiga. Disfruto sus ricas tetas con los dedos de Claudia trabajando mi culo. “Te vas a ir con el culo bien abierto. Ya verás”… suelta una Bia amenazante. En ese momento, intento masajear sus tetas y me suelta un bofetón. “¡He dicho que las manos atrás!”… añade en plan ama total. Obedezco. Sujeta mi cabeza con sus manos, me hace abrir la boca y escupe dentro. Así que saboreo y trago sus fluidos. Al ver la escena, Claudia lleva su bello rostro junto al mío. Escupe en mi cara varias veces. Ya están las dos en plan dominante.

 

Bia vuelve a escupir en mi boca. Seguidamente, me besa. Juega con su lengua en mi boca. La introduce y la saca como si de una polla se tratara. Ordena que me la coma con ganas. “Sé que tienes hambre de polla”… dice la rubia con su dedo indicando el camino. “Pónmela dura sin tocarme”… añade agarrándosela con sus manos. Hace tiempo que no la siento en mi boca. En reposo, sus dimensiones impresionan. Muy gruesa. En cuanto la meto en mi boca, siento como empieza a crecer. En cuestión de segundos, se convierte en aquello que tan bien recuerdo. Un auténtico pollón. Delicioso. Mis glándulas empiezan a hacerme salivar. La saca y se quita el tanga. Se gira y pone su impresionante trasero en mi cara. “Ahora me comerás el culo”… ordena.

VI-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

 

Sé bien lo cachonda que se pone con esto. Empiezo por su entrepierna, lamiendo con devoción. Claudia pone sus manos en las nalgas de su amiga y las separa bien. Quiere facilitarme el trabajo. Localizo su agujero y empujo con la punta de mi lengua. Dilata y contrae su esfínter, permitiendo o impidiendo mi entrada en ella. Me encanta el sabor de su culo. Ella gime y se masturba. Se vuelve a girar y me ofrece más polla. “Como has sido buen chico, ahora podrás tocarla”… me dice. La sensación de tener su polla en mi mano es de lo más excitante. Siento su enorme poderío en cada uno de mis dedos. Mamo y masturbo con esmero. Mientras tanto, Claudia sigue follándome el culo con sus dedos.

 

Me incorporo y paso a comerle las tetas a Claudia. Recuerdo la hipersensibilidad de su pezón izquierdo. Le vuelve loca que se lo comas. Lo hago y pide más presión. Desea que se lo muerda. “Más fuerte”… pide la morena. Sus deseos son órdenes y decido estimulo con mis dientes su erecto pezón. Claudia gime profundamente y se masturba ante mí. La visión de su oscura polla en sus manos me pone muy cachondo. Polla dura y totalmente empalmada. Igual que Bia. Y lo mismo que yo. Morbo en el ambiente.

 

VII-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

 

Concluyen los preliminares. “Ponte a cuatro patas en el borde de la cama”… ordena Bia. Lo hago. Todo indica que la rubia me abrirá el culo. Lo esperado. Antes de hacerlo, busca algunos juguetitos. Coloca dos pinzas en mis pezones. Así que siento dolor. Me quejo pero a ella le da igual. Rodea mi cuello con el collar de perro. Une mis tobillos usando unas correas de grilletes, de cuero rojo también. Finalmente, me coloca el ball-gag. Hace que muerda la bola roja y ajusta la correa por detrás de mi cuello. No había tenido una bola de estas taponando mi boca. Con ella uno se siente domado. No es incómoda pero provoca un babeo inmediato.

 

Amordazado y atado de pies, llega el momento de entregar mi culo. Se calza un condón y lubrica mi retaguardia. Se aproxima a mí y siento el calor de su cuerpo en mi culo. Tantea la entrada. Siento la punta de su misil alrededor de mi agujero. Presiona y no entra. Presiona más y entra un poco. Dolor. Sigue empujando y mi culo se abre. “La tienes toda dentro”… escucho ante la atenta mirada de su amiga. Suave bombeo para que mi culo se acostumbre a su diámetro. Cuando embiste del todo, siento pinchazos en mi interior. En cualquier caso, el ball-gag impide cualquier quejido. En el fondo, encuentro muy morboso verme así. El babeo es continuo. Empiezo a mojar las sábanas.

VIII-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

A todo esto, Claudia azota mi culo con un flog de tiras de cuero. “Baja un poco el culo”… pide Bia buscando un mejor acople. Cuando lo tiene, empieza a sacudir sin miramientos. Desaparece la sensación de dolor inicial. Embiste más fuerte y solo siento placer. “Claudia, ponte delante. Te comerá la polla mientras me lo follo”… suelta la rubia. Desajusta la correa de mi cuello y retira la bola de mi boca. Mi sensación de alivio es efímera. Claudia enseguida me hace tragar su gruesa polla. Doblemente empalado, me siento lleno de polla. Aunque Bia embista como si quisiera romperme, no puedo quejarme.

 

Al rato, Bia me da un respiro. Sale de mí. Escucho algún sonido. Tiene algo en sus manos pero no veo nada. Claudia me tiene amarrado a su pollón. Siento las manos de Bia en mis caderas. Vuelve a encularme. De repente, algo quema mi espalda. Es un dolor intenso que desaparece rápidamente. Bia no dice nada pero sé lo que está haciendo. Así que derrama cera caliente sobre mi piel. Recuerdo que lo hizo en nuestra primera sesión de dominación. Esas píldoras de dolor, lejos de molestar, intensifican el placer sobre mí. Me pone mucho verme sometido y un pelín maltratado. Bia sigue jugando conmigo. Coloca varias pinzas en mis pelotas y eso sí que hace daño. Sigue dándome a buen ritmo.

 

Sale y hace una breve pausa. “Date la vuelta y ponte cómodo”… dice Bia. A petición mía, retira las pinzas de mis huevos. El dolor era demasiado intenso. Coloca un cojín en mis lumbares, levanta mis piernas y me atraviesa con su pollón. En esta postura, la penetración es total.

IX-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

Claudia se arrodilla en la cama y golpea mi cara con su polla. Abro la boca y me la enchufa. Vuelven a tenerme sometido. Tras un rato, se sienta en mi pecho mirando a su amiga. Tengo su impresionante trasero en mi cara. La postura es perfecta para comerle el culo. No dejo pasar la oportunidad y mi lengua se pone a trabajar. Me encanta la postura. Bia dándome caña mientras devoro el exquisito culo de Claudia.

 

Llega el turno de la morena. Las chicas intercambian posiciones. Bia acerca su pollón a mi cara y Claudia prepara su enculada. Condón y para dentro. “Ahora no puedes quejarte. La polla de Claudia no es como la mía”… dice Bia. Es cierto, no es un misil descomunal, pero es una buena polla. Gruesa en toda su longitud. Claudia levanta mis muslos y me la clava de golpe. Sacude con fuerza desde el primer momento. Su manera de follar es distinta. Movimientos secos y seguidos, golpeando sus caderas contra mi culo. Antes de poder quejarme, tengo el pollón de Bia en mi boca. Manoseo sus bonitos pechos. Pellizco sus pezones. Claudia sale de mí unos instantes. Enseguida vuelve a la carga con la misma fuerza. Agarra mi polla y me pajea mientras me folla. Me tienen bien cachondo.

 

X-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

 

Vuelve a sacarla, esta vez definitivamente. Tumbado boca arriba, ambas chicas vienen con sus pollas empalmadas. Las ponen en mi cara. Las cojo y las junto. Lamo y chupo. Una, otra, las dos a la vez. El deleite es total. Y las vistas, inmejorables. “Cómeme el culo”… ordena Bia. Se sienta en mi cara y me ofrece su rico manjar por segunda vez. Mi lengua trabaja su agujero mientras ella se masturba. Gime y sacude con fuerza su pollón. Se gira hacia mí y gime con más intensidad. Está claro lo que viene ahora. Apunta con su polla en mi cara y explota. Mi boca bien abierta recoge su descarga. Su lechada está caliente.

 

Me sorprende su elevada temperatura. Espesa y copiosa. Juego con ella dentro de mi boca. Saboreo y trago. Su leche es deliciosa. Bia convulsiona y sigue descargando. Recojo su preciado néctar. “Trágatela toda”… ordena mi ama. Obedezco y limpio su polla con mi lengua. Increíblemente, su empalme no baja.

 

XI-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

 

Junto mi polla y la de Claudia. Las pajeo simultáneamente. La escena es muy morbosa. “¿Nos corremos los dos a la vez?”… propone Claudia. “No. Él que no acabe aún”… ordena Bia. La morena, polla en ristre, pone su herramienta en mi cara. Abro la boca y engullo. Pellizco sus pezones. “Cómele el culo. Y verás que caliente se pone”… dice la rubia. Claudia se sienta sobre mi cara para recibir mi beso negro. Meto la lengua en su agujerito y escucho sus gemidos. Cada vez más fuertes. Se gira hacia mí y dispara en mi cara. Abro bien la boca para capturar sus nuevos disparos.

La descarga de Claudia es también copiosa. Saboreo y trago. Su leche es distinta. Tiene un sabor fuerte. Intenso y salado. Después me dirá que se está hormonando. No sé si a ello responde su intenso sabor. En cualquier caso, me encanta su leche. Nuevos espasmos y más leche para mí. Así que trago y disfruto la agradable sensación de la mezcla de sabores. Es el primer trío que hago donde ambas chicas se corren. Además, las dos en mi boca.

 

XII-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

 

Aunque podría parecer el final de la sesión, no es así. Bia tiene reservadas nuevas sorpresas. “Vamos al baño”… dice la rubia. “Arrodíllate. Eres mi perrito”… dice Claudia. Engancha la cadena a mi collar rojo y estira de ella, haciendo que me desplace de rodillas. La morena me conduce hasta el baño. Bia marca el paso y nosotros la seguimos. “Métete en la bañera. De rodillas”… ordena mi ama. Lo hago y ellas se quedan fuera. “Póntela dura. Y hazlo sin tocarnos”… añade entonces. Bia coge la alcachofa de la ducha y me pega una ducha fría. Cuando acaba, eleva su cuerpo sobre el mío y pone sus pies en ambos lados de la bañera. En un alarde de elasticidad, flexiona son rodillas y lleva su polla hasta mi cara. “Abre la boca”… me dice. La introduce y la envuelvo con mis labios.

 

De repente, siento su oro líquido. Saboreo y trago. El sabor es muy fuerte y muy salado. Hace una breve pausa y mea un poco más. Actúa así para asegurarse de que no desperdicio ni una gota de su lluvia. Lo consigue. La escena es observada por Claudia. Algo que me da muchísimo morbo. Bia se baja de la bañera y abandona el baño, dejándonos solos a Claudia y a mí. La morena se concentra. Quiere regalarme su lluvia, pero no llega. Sale un momento del baño y regresa para volver a intentarlo. No es posible. Le digo que no pasa nada y lo dejamos.

 

XIII-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

 

Me ducho y volvemos al cuarto. Bia está esperándonos. Me tumbo en la cama y las chicas se ponen cada una a un lado de mí. Acarician emi cuerpo entre las dos. Poco a poco, las caricias suben de tono. Bia busca mi polla con su boca. Lame, chupa, y acaba atrapándola con sus labios. Su mamada es de impresión. Mi respuesta es inmediata. Sin dejar de mamar, introduce sus dedos en mi culo. Me folla con ellos. Acaricio y beso las tetas de Claudia. Bia coge un consolador. Le pone un condón y lo mete en mi culo. En ese momento, lo enciende. Resulta que es un vibrador.

Empieza a jugar con él dentro de mí. Sus movimientos son una maravilla. Me pajeo mientras manoseo las sensibles tetas de Claudia. Lleva sus dedos hasta mis pezones y los retuerce. Pellizca con las puntas de sus finos dedos. Mi excitación se dispara. Poco a poco, elevo mi culo. Exploto en mi vientre con la imagen de ambas chicas estimulándome. El orgasmo es sensacional. Mi descarga no es tan densa como la de las chicas. Confieso que me ha pajeado antes de salir de casa. A veces lo hago. Tenía miedo de acabar demasiado pronto. Las chicas me pasan papel y ayudan a que me limpie.

 

I-Trio con Claudia Moura y Bia Spencer.

 

Vuelvo a la ducha y Claudia me acompaña hasta el baño y se queda conmigo mientras me ducho.  Sin embargo hablamos un rato. Mientras que salgo ella entra en la ducha. Regreso al cuarto y me quedo con Bia. Charlamos de manera distendida, como siempre. Ya duchada, entra Claudia en la habitación y se despide con dos besos. Le digo que esta vez no pasará tanto tiempo hasta que volvamos a vernos. Me quedo otro rato con Bia. Finalmente nos avisan de que la comida está lista. Me visto y me voy hacia el vestíbulo. Así que Bia me acompaña a la puerta y me despide con un pico. Por suerte abandono su piso con una sonrisa de oreja a oreja. En conclusión excelente trío con las dos brasileñas.

Leer mas Relatos de Shemales.

Fuente: Relatos de trios con travestis.

Travestis Valencia Bia Spencer

Travestis Valencia - Bia Spencer

Travestis Valencia Bia Spencer

“Travestis Valencia Bia Spencer top trans deluxe y eterna niña de España”.

Exuberante, linda, sexy, insaciable, activa dominante o pasiva muy tragona? Tu eliges!

Soy Actriz porno pornstar de webs americanas y modelo de Revista primera línea Española.

Diosa rubia de tus sueños, inigualable, completísima, amante perfecta y entrenada para satisfacer a los mas exigentes y especializada en principiantes.
Tengo un menudo clítoris muy sabroso y siempre duro para los hambrientos, y pechos perfectos para una deliciosa cubana inolvidable!

Por tanto muy cariñosa, implicada y experta en te hacer gemir de tanto placer y tocar el cielo!

Estoy muy bien localizada o voy donde tu preferir.
Como resultado disponible para hombres y parejas!
Por lo general si a fiesta privada, pues soy muy viciosa y cachonda.
Puedo presentarte chicas o chicos para que hagamos tríos.
Hago francés al natural, besos con lengua, beso negro profundo, todo puedes ser mutuo o individual.

Transformismo, fuck fisting, sado, dominación y lluvias de todos colores son cosas que hago y disfruto mucho.

Quedaras encantado conmigo… Ven y te sorprenderás!
Parece que te dejare agotado pero feliz y con ganas de repetir o cuanto antes.
Sobre todo si quieres conocerme más? Visita mi web personal.
Un gran beso de Bia Spencer.

Tarifa mínima: 100€
Ten en cuenta que no respondo mensajes y ni contesto llamadas ocultas.

Datos:
Nacionalidad: Brasil
Idiomas: Español, Portugues
Medidas: 130D-65-105
Dotacion: 24*8cm
Edad: 28
Altura: 180 / 5’9′

Recomendada en el mejor foro de travestis de España.

La mejor que puedas encontrar en el panorama de las Shemales Valencia.

Anuncio Escort: Bia Spencer Pornstar.

Relato Travestis España Bia Spencer.

Travestis España Bia Spencer

 Tranx Travestis Bia Spencer

 Travesti Bia Spencer

 Escort Travesti Bia Spencer

 Escort Tranny Bia Spencer

 Pornstar Bia Spencer

 Estrella del Porno Bia Spencer

 Fotos trans Bia Spencer

Travestis Valencia Bia Spencer
Travestis Valencia Bia Spencer

Video Travesti Bia Spencer:

Relato travesti Bia Spencer. Imponente en Palma de Mallorca.

Travestis Valencia - Bia Spencer

Relato Travesti Bia Spencer… imponente

Al fin se consumó nuestro encuentro con relato travesti Bia Spencer. Y me encontré con una Bia Spencer a la altura de sus muchas experiencias publicadas aquí. Vayamos por partes. La cita tuvo lugar ayer martes a las 11.30 de la mañana de un día bien caluroso, en el céntrico piso de Palma de Mallorca de su amiga Nykolle, donde Bia suele quedarse cuando visita Mallorca. Todo muy limpio y ordenado… debo decirlo.

La puerta se abrió… y no había nadie. Entré, se cerró y ahí estaba ella. Espectacular. Siento ser tan poco original, pero gana muchísimo en persona. Es así, no hay más. Botas altas negras con tacón, tanga de cuero rojo y negro, corpiño y pelo suelto… me encontré con una Bia imponente. Pasamos a la habitación. Yo nervioso y ella todo lo contrario. Amabilidad, sonrisas y charla para romper el hielo. Me ofreció bebida y pedí agua. Bia salió un instante del cuarto y me trajo un botellín de agua bien fresca.

Relato travesti Bia Spencer.

Volvemos a la charla, y a mis nervios… que iban bajando con el paso del tiempo. Hablamos de muchas cosas, y al final entramos en materia. Yo sabía que llegado el momento podía quedarme sin palabras, así que me planté en el piso con los deberes hechos. Bia tenía claro lo que yo deseaba. Aún así, al tratarse de un servicio especial, acabamos de concretar algunos detalles. Pagué y pedí pemiso para darme una ducha bien fria, aunque siempre salgo limpio de casa.

Aquí empezaría la sesión, que he estructurado en tres partes.

PARTE 1. Relato travesti Bia Spencer A los pies de mi ama.


A mi vuelta, Bia ya estaba preparada para empezar la sesión. En nada… la dulce Bia se transformaría en mi ama. Yo estaba desnudo del todo. Bia ajustó un collar metálico a mi cuello con una cadena para que mi ama pudiera manejarme a su antojo. De repente… ¡ZAS!… ¡ZAS!… Doble bofetón en mi cara para dejar claro quien mandaba ahí. Aunque el impacto resultó mayor de lo esperado… me gustó recibirlo.

Seguidamente, me puso a sus pies, de rodillas y con las manos atrás. Me ordenó lamer sus botas, empleando sólo mi lengua. Mientras tanto, ella medio recostada en la cama se encendió un cigarrillo. La escena era de lo más excitante. Las órdenes eran, empezar por la suela… “eliminando todo el polvillo o suciedad” , continuar por la punta, y después ir subiendo hasta sus rodillas, momento en que podía apreciar su cara de vicio mientras se fumaba su cigarro.

Relato travesti Bia Spencer.

Empecé por su bota derecha, hasta recibir nuevas órdenes. Definitivamente, Bia se había transformado. De repente, primer escupitajo en mitad de su bota… a lo que siguió la frase “venga… lámelo bien”. Después llegó otro, esta vez directo a mi boca. Me encantaba tragar su saliva con cierto aroma a tabaco… y pedí más. Cuando menos lo esperaba, mi cara recibía un nuevo bofetón. Siempre rápidos y contundentes. Nuevos escupitajos (qué ricos) y una pinza para cada uno de mis pezones (primera sensación de dolor intenso…y la cosa acababa de empezar). Hasta que uno se acostumbra, hace bastante daño.

Relato travesti Bia Spencer.

Tras ello, orden de lamer su segunda bota, con las reglas que ya conocía. Tras otro rato lamiendo bota, nueva orden. Cambio de posición. Debía permanecer de pie contra la pared y mi ama justo detrás. Por supuesto, no podía girar mi cabeza para mirarla. De repente, primeros azotes en mi espalda con el látigo de tiras de cuero. Resultaba de lo más excitante no saber cuando llegaría el impacto. Aquí no hubo tanto dolor porque había pactado con Bia que no dejara marcas sobre mi cuerpo. De no ser así, habría recibido mayor castigo, no me cabe duda. Y otra vez de rodillas, mirando hacia ella, que permanecía sentada en el borde de la cama.

Mientras tanto, mi ama había dejado sus preciosos pechos al descubierto. Como me estaba portando bien, se me permitió lamerlos… siempre con mis manos atrás. Y así estuve un buen rato. Y llegó un nuevo regalo, un apasionado beso de mi ama… con lengua y mordiscos en mis labios. Justo después, me ordenó lamer su tanga de cuero… donde su sorpresa permanecía aún en reposo. Aparte del tanga, como estaba hambriento de su piel, me esmeré en lamer sus ingles lo mejor que pude. Al rato, destapó su sorpresa que estaba ya bien dura con su preciosa curvada a su izquierda. Debo admitirlo, me quedé impresionado (y acojonado también… pensando en lo que estaba por llegar). No sólo impacta su descomunal tamaño, además es bonita. Imposible no querer chuparla nada más verla.

Relato travesti Bia Spencer.

Tras su permiso, comencé a lamer semejante herramienta. Ante la imposibilidad de una garganta profunda (con esfuerzo llegaba a introducirme media), me centré en su rico fresón. Como vio que me esmeraba, mi ama me regaló nuevos escupitajos, algunos en mi cara y otros directamente en mi boca. Como ya no había pinzas en mis pezones, Bia las había arrancado violentamente un poco antes, llegaron los primeros pellizcos sobre mis pezones, todavía doloridos por la presión de las pinzas. Mientras seguía chupando, escuché que mi ama cogía algo… y el sonido del encendedor que vino después me indicaba lo que me esperaba.

De repente, sentí caer algo caliente sobre mi espalda. Era cera caliente y, afortunadamente, el dolor se transformaba en placer al instante (segunda sensación de dolor… esta vez más llevadero). Obviamente, yo continuaba chupando rabo mientras la cera resbalaba por mi espalda. Al rato, se me permitió emplear también mis manos. Menos mal… porque mi boca no podía dar todo el placer que su sorpresa merecía. Y como la cosa iba subiendo de tono, mi ama se reclinó sobre la cama mostrando su culo.

Seguidamente, la orden, aunque no hubiera hecho falta, pues tenía bien claro que tocaba lamer culo. Y mi lengua practicó su primer beso negro ante uno de los culos más gustosos que existe. Mientras chupaba y metía mi lengua lo más adentro que podía, masturbaba la espada de Bia, que se mantenía dura en todo momento.

PARTE 2. Relato travesti Bia Spencer Exploraciones.

Llegado este punto, ya me había dado cuenta de la dinámica de la sesión. Dosis de dolor se irían alternando con momentos de respiro hasta el final. Y llegamos a un punto de inflexión. Tras dar placer a mi ama durante un buen rato, me había ganado un nuevo premio. Y para recibir ese premio, mi ama sabía que mi culo necesitaba cierta preparación.

En ese momento, se incorporó y me colocó de rodillas junto al borde de la cama. Mi ama me ofreció el bote de popper y volví a inhalar mientras ella sostenía con sus manos. Lo había hecho antes por primera vez. Aunque es algo que no había probado hasta entonces, el calibre de Bia hacía más que aconsejable su uso. Yo seguía a cuatro patas… dispuesto a recibir lo que llegara. Y llegó una buena dosis de placer. Un beso negro antológico.

Al tiempo que sentía su habilidosa lengua explorando mi esfínter, contemplaba su espectacular mirando hacia atrás entre mis piernas, que quedaban abiertas. Sentía que el momento en que Bia me haría suyo quedaba muy cerca. Pero antes, decidió abrir camino con un consolador de tamaño mediano (aunque ridículo comparado con su sospresa). Antes de introducirlo, golpeó repetidamente el consolador contra mi culo, que ya tenía ganas de tragar. Lubricó la zona y ordenó que abriera mi culo todo lo que pudiera empleando mis manos. Y el consolador entró. Yo seguía contemplando el habilidoso movimiento de sus manos con la vista puesta entre mis piernas. Ver su polla bien dura, mientras el consolador entraba y salía era de lo más morboso.

Relato travesti Bia Spencer.

Tras un rato así, Bia acercó su cuerpo hacia mi cara ordenándome que chupara rabo mientras ella continuaba sus manualidades. Cuando sentí que lo sacaba definitivamente… tenía claro lo que tocaba. Bia me lubricó más, se enfundó, y acercó su espada hasta el objetivo. Yo seguía a cuatro patas sobre la cama, observando la escena entre mis piernas. Tras los primeros intentos, pensé que no entraría ni de coña, y lo digo de verdad. Ella empujaba con suavidad, pero sólo conseguía entrar unos centímetros. Tras cada intento, un fuerte pinchazo me hacía ver las estrellas.

La boca de Bia decía que mi culito, aunque estrecho había dilatado muy bien, mientras seguía con sus intentos. He de decir que sólo una polla había roto mi culo antes que la de Bia, y, sin ser pequeña, era mucho más estrecha. Sentía dolor, pero sabía muy bien que no tenía escapatoria. Era cuestión de minutos. Entonces mi ama marcó la estrategia. Ella se mantendría inmóvil y sería yo mismo quien empujara hacia atrás, controlando así el dolor. Y así estuve otro rato, intentando con todas mis ganas meterme semejante pollón. Al oir sus palabras “ya la tienes casi toda”, empujé un poco más y sentí que se había consumado.

Bia estaba dentro de mí, al fin. Esta sensación de dolor era la más intensa de las experimentadas hasta ese momento. Bia no se movía para que mi culo se fuera acostumbrando a su calibre, pero enseguida llegaron sus primeros movimientos. Con el suave vaivén, empecé a disfrutar, compensando ligeramente la sensación de dolor. La sensación de estar lleno invadía todo mi cuerpo y era de lo más placentero. De repente, Bia subió el ritmo. Dolor y placer volvían a darse la mano. Y así estuvo un rato, embistiendo por detrás, cada vez más fuerte.

Relato travesti Bia Spencer.

De vez en cuando, salía uno instante y volvía a entrar. Bia ordenó entonces un cambio de posición. Me tumbó en la cama con dos cojines a mi espalda, piernas atrás y otra vez dentro de mi. Ahora podía disfrutar viendo su cara y su cuerpo mientras me taladraba. En cuanto me fui acostumbrando al placer, un nuevo sobresalto. Veo que Bia agarró de nuevo el consolador al tiempo que su mirada se volvía perversa. Mi ama ya estaba de vuelta. Al darse cuenta de que mi culete se acostumbraba a sus embestidas, decidió actuar. Sin sacar su polla de mi culo, introdujo también el consolador. Otra vez dolor. No podía evitarlo y lo único que podía hacer era gritar.

Cuando ya lo tuvo dentro, volvió a bombear mientras sostenía el consolador con su mano. “¿No querías polla?… ¿no tenías hambre de polla?… Pues ya tienes dos, una de verdad y una de plástico”… escuchar esas palabras y mirar su cara de vicio me puso a mil. Al rato, decidió sacar el consolador y sentí un gran alivio. Mi culo estaba perfectamente adaptado a su polla en ese momento. Siguió dándome un rato más en esa postura, y llegaron nuevos escupitajos. En ese momento, decidió follarse mi boca con sus dedos. Yo chupaba y sentía como sus femeninas uñas recorrían mis labios y mi lengua. A todo esto, no dejaba de taladrar. ¡¡Tremendo instante!!

Relato travesti Bia Spencer.

Al rato, ordenó un cambio de posición. Ella semi-tumbada con su polla en alto, me dijo que me colocara frente a ella y que fuese yo mismo quien se introdujera su polla. “¿No eres mi esclavo?… pues trabaja”. Una vez más, seguí sus órdenes, empecé a bajar y… ¡¡Joder!!… en esa postura la sentía todavía más. Nuevos pinchazos. Yo trataba de no bajar del todo con mis movimientos… pero mi ama se dio cuenta.

Bia exigía que mis nalgas tocasen su cuerpo… quería empalarme del todo. Y su polla seguía dura como una roca. Bajé hasta donde pude… la verdad. Era mi estreno ante una polla de este calibre y mi culo empezaba a flaquear. No sólo hay longitud, su grosor es también de impresión. Me habría encantado pedir más guerra (y mi ama me la habría dado)… pero no podía. Tras un rato de sube-baja, empecé a sentir la derrota y salí. Bia seguía pletórica y mi culo no podía con tanto maltrato.

En ese momento, me sentía extasiado. Todo sudado (el popper tenía mucho que ver… creo) y con el ojete bien escocido. En esta fase mi ama me dio un poco de tregua y me regaló un nuevo beso negro, más largo e intenso aún. Bia quería ver mi polla bien dura. Mientras me decía lo abierto que me había dejado el culo, introdujo sus preciosos dedos en él. Primero uno, luego dos, y acabó con tres. Lo cierto es que entraban y salían con total facilidad. Seguidamente, me permitió volver a chuparlos.

PARTE 3. Relato travesti Bia Spencer Clímax.

Estaba empapado en sudor. Mi ama ajustó la correa a mi cuello y ordenó que la siguiera, siempre de rodillas. Abrió la puerta del dormitorio y se dirigió al baño. Intuía lo que podía llegar, y eso me gustaba. Ordenó que entrase en la bañera conservando la posición de rodillas. Abrió el agua fría y regó todo mi cuerpo con ella. Mi polla no subía… y ella me dijo que me pajeara. “Si no la veo bien dura… no tendrás premio”. Esas fueron sus palabras… y escucharlas me puso a tope. Estar a merced de tu ama, mirándola desde abajo y mientras se masturba, resultaba de lo más morboso. Mi excitación subió en segundos. Mi ama se percató y me ordenó que no se me ocurriera acabar antes de que lo hiciera ella. El clímax se acercaba.

De repente, llegó su primera descarga, pero era líquida, dorada y muy calentita. Sentirla resbalar por mi cuerpo era fabuloso, pero yo quería más. Deseaba tragar. Rápidamente, acerqué mi boca hasta su chorro y pude degustar tan exquisito manjar. El sabor era intenso, muy salado… pero delicioso. Era mi primera lluvia dorada y me encantaba. De repente, la fuente dejó de brotar, y las manos de mi ama comenzaron a subir y bajar rápidamente. Mientras tanto, yo seguía a lo mío… con todo cuidado de no adelantarme. Contemplar las preciosas manos de Bia manipulando esa pollón lo ponía bien difícil… la verdad.

Relato travesti Bia Spencer.

Al minuto de la lluvia dorada (aunque perdí la noción del tiempo) y sin previo aviso, primer espasmo y primer disparo sobre mi cuerpo. Su leche era muy espesa… tanto que apenas resbalaba tras impactar en mi cuerpo. En ese momento, tras un instante de duda, hice lo que más deseaba (no quería arrepentirme a posteriori). Acerqué mi boca bien abierta hasta su polla… y Bia entendió el gesto. Su segundo disparo cayó sobre mi lengua. Lo saboreé… todavía con el intenso sabor de su meada en mi boca. Llegaron nuevos espasmos acompañados de más descargas. En cuanto acabaron, llegó mi descarga. Recibí la última orden mi ama… chupar su polla y dejarla bien reluciente. Y así lo hice. Ya me podía duchar.

La sesión había acabado. De nuevo en el dormitorio, estuvimos un buen rato de charla amigable, tan placentera como la propia sesión.
Bia, excelente conversadora, volvía a ser la persona dulce y amable del principio. Me había encantado conocer sus dos caras.

Relato travesti Bia Spencer.

Por cierto… nos pasamos del tiempo y Bia no reclamó nada por ello. Me parece importante destacarlo.
En resumen, toda una profesional y una persona increíble. Se gana su excelente reputación a pulso.
Volveremos a vernos… no sé qué faceta de Bia querré disfrutar… pero sé que ocurrirá.

Espero que disfrutéis el relato. Algo extenso, aunque la sesión lo merecía.
Fueron tantas cosas, tantas sensaciones. Gracias por todo… Bia.

Relato travesti Bia Spencer
Relato travesti Bia Spencer

Las mejores fotos de transexuales.