Relato travesti Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo. En breve os relataré mi inolvidable encuentro con Bia Spencer. Sólo para abrir boca os dejo un anticipo. Y lo pongo esto en el foro de travestis general para que Bia Spencer lo pueda ver. Y también para que se animen los no taiakanos a escribir relatos y poder acceder a la zona taiakana.

Tal vez a Bia Spencer le apetezca narrar, como me maltrató.

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

He vuelto a poner las fotos del encuentro con la travesti Bia Spencer . No sé porque los de chevereto las borraron.

Perdonad, estoy preparando el relato, pero primero se lo pasaré a Bia Spencer para que lo revise. Espero lo comprendáis.

Ella fue el ama, ella debe dar su visto bueno.

I- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

No sé qué pasa, pero yo veo todas las fotos y para los que no ves. Yo dejo escrito el contenido de cada una en el total de 5 fotos.

Bueno al grano.

1-penetracion de puño.

2-comparando las pollas.

3-penetracion con mi polla y consolador a la vez.

4-cera en los huevos.

5-lluvia dorada.

 

Para los que no ves, ahora ya hay manera de dar alas para la imaginación de Bia Spencer .

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

 

II- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

PARTE I.

 

Por fin llegó el viernes, estaba yo un tanto nervioso, ya que el jueves había pasado un par de horitas con Bia Spencer (charlando en casa Nykolle, le fui a hacer compañía. ya contará ella si quiere). Y quedamos que la llamaría sobre las 20.00 a ver si estaba disponible o se encontraba cansada.

El jueves había conocido a la Bia Spencer en persona. Una mujer de los pies a la cabeza, con inquietudes, inteligente, y con sus secretillos. Ahora viernes iba a conocer a la Bia Spencer ama, diabla, devoradora.

No problema, Bia Spencer dijo que estaba preparada. Quedamos que cuando yo estuviera libre de mi compromiso (una cena de amigos). La llamaba y le decía que iba hacia allí.

Bia Spencer en persona, es preciosa, una chica super atractativa, nadie diría que no es una chica bio.

Nada más llegar a casa Nykolle, le pedí pasar al baño (yo venía limpio y duchado, pero quería estar al 100%). Mientras yo me duchaba, ella se puso su traje de ama, botas de látex y corpiño.  El mismo corpiño con el que aparece en muchas de sus fotos, impresionante, wow wow wow.

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

III- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

 

Collar de perro y a cuatro patas frente al espejo. empezé a recibir los latigazos de Bia Spencer en mi espalda. La excitación era máxima, y por ello un par de veces intenté girarme para verla de frente, craso error, torta en la cara de mi ama, escupitajo en mi cara.

-abre la boca esclavo. Y me escupió en la boca,

-quien te ha dicho que te des la vuelta.

Me puso unas pinzas de la ropa en mis pezones y las retorció. Ahhhhh

-Besa y lame mis botas.

Esas botas negras, altas, bellísimas

Bia Spencer controlaba la situación, y ahora cambió el látigo de siete colas con el que me había dejado la espalda hecha unos zorros, por una vela.

Notaba la cera caliente sobre mi espalda, sobre mis glúteos. Mmmm, era un juguete en sus manos.

-Bebe un poco me dijo, ofreciéndome una copa de champagne. Y escupió dentro.

-bébetelo, quien manda aquí? bébelo

De un tirón me arrancó las pinzas de mis pezones. Ahhh, dios, que dolor ¡.

Entonces me hizo sentar el borde de la cama y entre torta y torta, algún escupitajo y tremendos pellizcos en mis pezones, me hizo poner esas medias blancas con lacitos rojos que salen en sus fotos. Wow que excitación, yo, la putita de Bia Spencer con sus medias.

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

A cuatro patas sobre la cama, Bia Spencer me permitió lamer su lindo culito, como premio, pero eso duró poco. Se colocó detrás de mí, y empezó a golpear mis huevos, a estirarlos. ahhhh

Ahora me pasó a golpear directamente mi ano, joder, como me excitaba eso.

 

 

IV- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

Entonces, se puso un guante. Llegaba un momento intenso pensé yo, madre mía la que me espera.

Bía, es una experta, me lubricó bien, y poco a poco fue metiendo dedo tras dedo en mi culo, hasta meter toda la mano, toda entera. Pero no contenta con ello, con la mano metida dentro, cerró su puño, para sacarlo cerrado unas cuantas veces. Ahhhh dios, pobre de mí no sabía que eso aún era sólo el principio.

De rodillas y a cuatro patas, tirando de mi collar como de un perro, me llevó hasta el baño. Ahí me metió en la bañera y me mostró su sorpresa.

-Te gusta?

Claro, es preciosa. Pero para poder chupar me lo tenía que ganar y primero recibir la dulce lluvia de Bia Spencer sobre todo mi cuerpo.

Mi diosa, comenzó a orinar sobre mi pecho, sobre mi polla, y ahora en mi cara y en mi boca.

-Chúpala, bien esclavo.

 

Y eso hice yo, chupar y chupar la bella polla de mi ama, con ese gustito agridulce de su pis.

Bueno y hasta aquí el primer asalto, duchita y de regreso a la habitación. Allí Bia Spencer me tenía esperado el segundo y aún más intenso asalto.

Al salir de la ducha miré mi espalda y me asusté, la tenía llena de líneas rojas. De los latigazos.

-no te preocupes me dijo Bia Spencer en una horita desaparecerán

Volvimos a la habitación y ahora iba a empezar el segundo asalto, más duro, mucho más que el anterior.

En cuanto la escriba y Bia Spencer de su visto bueno publicaré la segunda parte.

V- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

 

Me permitiréis que me tome un poco más de tiempo. Ya que con las prisas creo que la primera parte no ha quedado demasiado bien. Me debo esmerar más en el segundo asalto, para poder transmitir mejor esa experiencia inolvidable.

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

 

 

 

PARTE II.

 

Bueno, he tardado mucho en escribir la segunda parte del relato, y en realidad ya ni la iba a escribir.

 

Recibí algún mensaje privado, y algún correo en mi email, que me llevaron a decidir que no contaría la segunda parte, más fuerte que la primera. Pero ya que Bia Spencer me lo ha pedido, y encima me ha ayudado a decidirme para contactar con Andrea Oliver (que se conocen hace mucho). Yo al leer que Bia Spencer la conocía la llamé y le pregunté por ella, y Bia Spencer fue muy amable y me dio buen consejo, gracias.(en unos días relataré ese encuentro).

 

Pues como de bien nacido es ser agradecido, a pesar de recibir esos mensajes privados en el foro de travestis taiaka y emails, que “se extrañaban” de mis gustos, resumiré ese segundo asalto.

 

Al volver a la habitación, se desató el infierno.

 

Tumbado de espaldas sobre la cama, Bia Spencer se colocó sobre mí haciéndome lamer su culito. Mientras tanto retorcía mis pezones, ahhh ahhh que placer y que dolor. Eso sólo era el principio, para calentarme un poco y ponerme a tono.

 

Como lo hacía bien, de premio me permitió chupar un poco más su hermosa polla, como recompensa y relajación ante lo que venía.

 

Volvió a coger las velas y ahora la cera caliente se derramaba directamente sobre mis huevos y mi polla.

 

-descapúllate puta, me dijo mi ama. Y así lo hice, para recibir directamente la cera caliente sobre mi capullo. oooooooh ooooh.

 

 

VI- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

 

 

Mi polla y mis huevos estaban al rojo vivo y Bia no dejó pasar la oportunidad y se deleitó en ello, me arrancó la cera a latigazos.

 

Ahora ya estaba preparado para el “gran momento”

 

Me volvió a lubricar mi culo y vi como se colocaba de nuevo el guante.

 

1,2,3 dedos, poco a poco entró toda la mano. Ahhhh ahhhhh como ya había hecho antes, cerraba el puño dentro para sacarlo cerrado, ufff ufff y en eso. LO METIÓ DE GOLPE CERRADO, LO SACÓ Y METIÓ. No pude aguantar mucho. Grité “que bestia”. Y dejó de hacerlo(luego me arrepentí, no debería haberme quejado. Pero estaba asustado y dolorido. La próxima vez, pediré las dos manos)

 

Bia Spencer jugó con mis pezones, me los mordió, me los retorció. Yo arrodillado con mis piernas a ambos lados suyos y ella tumbada, me obligaba a masturbarla mientras ella golpeaba mis pezones, me pegaba tortas, me retorcía golpeaba o pellizcaba los huevos.

 

En más de una ocasión, yo saqué ya la lechita anterior a la corrida. Y Bia Spencer me ordenaba recogerla en mi mano y beberla como la puta que era.

 

-Bebe safada, putinha.

 

Mi ama, fue generosa y me permitió ver como se corría mientras se reía de mí y me insultaba.

 

Se rio de mí ya que yo ya no conseguía correrme a pesar de desearlo enormemente.

 

Fuimos al baño de nuevo, me obligó a lamer su culo y beber de nuevo su rico pis.

 

Fue una experiencia realmente “inolvidable”

Al llegar a casa, me pajeé y bebí mi semen como le prometí que haría.

 

 

 

VII- Bia Spencer me maltrata como a un esclavo.

 

 

Plas, plas, plas, plas, plas. GENIAL. Posiblemente, la experiencia más sobrecogedora de todas las que he leído en el foro. La versión más dura de Bia Spencer. Pero al mismo tiempo la que más me atrae. Aunque no llegué a esos niveles en mi sesión de dominación con ella, me identifico plenamente contigo en cuanto al morbo que provoca estar totalmente a su merced. Me identifico también por el inmenso placer que se siente siendo su juguete esperando a lo próximo que hará contigo. Además, la confianza que transmite como ama hace que te dejes llevar por la situación y te atrevas a probar cosas que nunca antes se te habían pasado por la cabeza. Y descubres que esas cosas te gustan. Impresionante Bia.

 

¡¡Menuda sesión te pegaste!!. Enhorabuena otra vez a los dos. Eso sí. me habría encantado algo más de detalle a la hora de relatar lo vivido. El encuentro se lo merecía.

 

Respecto a los privados de gente “extrañada” por tus gustos. poco puedo decir. Yo mismo te envié alguno, aunque felicitándote por tan soberbia experiencia.

Muchas gracias por acabar el relato.

 

Bia Spencer me maltrata como a un esclavo
Bia Spencer me maltrata como a un esclavo

Fuente: Relato Travesti Bia Spencer.

Videos de travestis con pollas grandes y duras folladas.

Puedes ver mas pornostars. More sexy shemale pornstars.

Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci

Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci

Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci.

Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci he leído acerca de ella y a ella. Siendo un referente de las Travestis de Madrid. Años atrás participaba aquí y en algún otro foro. Me gusta su estilo. Mucho tiempo deseando conocer a Victoria Ricci. Aproximadamente hace un par de años pasó fugazmente por Palma de Mallorca y no pude quedar con ella. Craso error. Finalmente, he podido conocerla.

Unos días antes de viajar a Madrid, marco su número por primera vez. Atención telefónica excelente. Amable y tranquila, transmite seguridad cuando explica las cosas. Su acento argentino se nota, pero es sutil. Lleva unos años por aquí. Su voz, realmente sexy. Difícil no quedar con ella tras escucharla al teléfono. Le digo que volveré a llamar desde Madrid, que llego en unos días.

Día D Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci. Último martes de marzo. Final de la tarde. Llamo y está disponible. Me da la dirección exacta y quedamos en 30 minutos. El piso está por Ventas. Victoria alquila habitaciones por semanas. Le gusta ir cambiando de zona, según me dijo al final. Llamo desde el portal y me abre. Subo en ascensor. Me recibe con una sonrisa espectacular. Nos saludamos con dos besos y me conduce hasta su cuarto. Al final de un largo pasillo. Su elegante manera de caminar es pura insinuación. Ella marca el paso y yo voy detrás, admirando culo y sus preciosas piernas.

I-Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci.

En el relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci llevaba un picardías de lencería negra y tacones altos del mismo color. Eso es todo lo que lleva. Su característica melena rubia, suelta y lisa. Me recibe maquillada. Uñas pintadas en rojo bermellón. Su enigmática mirada, atrae. Creo que usa lentillas de color azul en sus ojos. Su enorme boca, seduce. Y sus carnosos labios, fascinan. Sobre todo, su voluminoso labio inferior.

El piso está bien montado. Me fijo según nos adentramos en él. Sus compañeras de piso son chicas bio, según me comentó al final. Bueno, ella misma parece una chica bio al 100%. Su físico, su voz, su olor, sus andares. Todo. Al entrar en el cuarto te sientes bien. La iluminación, controlada pero más alta de lo habitual. Perfecto. Hay velas encendidas en diferentes puntos de la estancia. Música sonando. Ambiente acogedor. Cama grande en el centro. Me ofrece bebida. “Ponte cómodo”… dice mientras sale a buscarla. Regresa con un botellín de agua. Me lo da, abono el servicio y nos sentamos en el borde de la cama. Vengo recién duchado y no necesito pasar por el baño. Hablamos un rato. Se levanta y se quita la ropa. Cuando la veo en bolas, resoplo. Me pregunta brevemente sobre lo que quiero hacer.

Además habíamos hablado algunas cosas por teléfono. Las recordaba. No sé si estoy desnudo del todo o me he quedado a medias. Estoy aturdido con la presencia de Victoria. Tanta belleza, abruma. De repente, se pone de pie frente a mí. “Chúpamela”… me dice. “¿Así? ¿Directamente?”… digo yo. Nos reímos. No me importa ir directo al grano, pero en ese momento quería jugar un poco con sus tetas o recorrer la suave piel de su cuerpo.

II-Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci.

Total, que me la meto en la boca en estado de relax. En dos segundos, su polla toma cuerpo. Según crece, se va curvando hacia abajo. Muy larga en estado de erección. Grosor entre normal y generoso. Debo confesar que me sorprende su dotación. Mejor, pienso para mí. Victoria coloca sus manos en mi cabeza y dirige la mamada. Busca profundidad. Ella de pie, moviendo caderas adelante y atrás. Yo sentado en el borde de la cama, recibiendo su “sorpresa”.

Escucho sus gemidos. Se tumba y sigo comiendo. Polla deliciosa. De las que podrías mamar y mamar todo el día. Nos masturbamos el uno al otro. Acerco mi polla a la suya y las junto. Pajeo simultáneamente. Las hago chocar. Dureza total por ambas partes. La temperatura se ha disparado.

“¿Te follo?”… pregunta ella. “Claro que sí”… respondo. Se coloca de pie en un lado de la cama y yo me acerco hasta el borde. Mientras se enfunda el condón, me masturbo pensando en lo que está por llegar. Estoy muy cachondo. Me pongo a cuatro patas esperando a que Victoria me atraviese. Lubrica y coloca la punta de su polla en mi agujero. Con movimientos suaves, empieza a entrar. Al mismo tiempo, agarra mi polla con su mano y masturba. Entra hasta el fondo y entra bien. Mi grado de excitación, ayuda.

III-Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci.

Victoria comienza a moverse. Me folla con una sensualidad bestial. Siento el roce de sus pechos en mi espalda. No suelta mi polla en ningún momento. Bueno, en algún momento para pellizcarme los pezones. Más bien me pone palote total. Su follada es suave a la vez que profunda. Por consiguiente su polla curvadita hacia abajo hace maravillas en esta postura. ¡¡Qué placer!!

Sale y se quita el condón. Se tumba en la cama y yo busco la posición del 69. Quiero disfrutar su pollón calentito y recién salido de mi culo. Quedamos recostados de lado. Engullo y ella me masturba. No parece tener intención de devolverme la mamada. Me equivoco. De repente, siento el calor de sus labios sobre mi polla. Debido a que esto sí que mola. Nos comemos mutuamente. Poco a poco, su mamada se vuelve más profunda. Quiero verla con mis ojos.

Dejo de chupar y miro hacia abajo. Eso sí, masturbo su polla, bien dura en todo momento. Me deleito viendo desaparecer mi polla en su boca. Tremendo. No puedo contenerme y empiezo a mover mis caderas. Puesto que me follo su boca y ella parece estar encantada. ¡Qué bueno! La saca totalmente ensalivada. Variamos ligeramente el 69 y paso a estar encima de ella. Seguimos con el intenso sexo oral.

VI-Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci.

“¿Te follo más?”… pregunta ella. “Por supuesto que sí”… digo con sonriente. Mientras se calza el condón, lamo sus preciosos pechos. Mientras que su piel es deliciosa. Exquisitamente suave. Me tumba boca arriba con unos cojines en la parte baja de mi espalda. Mismo me la clava con decisión y suavidad. Coloca mis manos sobre mis piernas para que las mantenga unidas a mi pecho. Se deja caer sobre mí y embiste. “Cómeme las tetas”… escucho. Lo hago mientras ella bombea. Ricas, ricas. Grandes y blandas al tacto. Aureola grande, oscura. El placer de comerme sus pezones mientras me está follando es indescriptible. Se echa atrás y cruza mis piernas. Sigue dándome. Las abre y me pajea mientras percute. “¿Te vas a correr así?”… pregunta ella. “Podría hacerlo”… respondo yo.

En ese momento, me cruzo. En lugar de dejarme llevar, como hacía hasta ahora, mi cabeza empieza a dar vueltas y pierdo excitación. Victoria hizo ese comentario de buen rollo porque vio que estaba excitado y pensó que era una buena manera de acabar. Mientras que hablamos de ello al final. En lugar de correrme, me bloqueo. Pierdo empalme y no dejo de pensar en ello. Victoria se da cuenta y sale de mí. “¿Qué quieres que hagamos?”… pregunta. Digo que me encantaría que volviera a chupármela. Ella accede, pero no es como antes. En el sexo, las cosas no deben pedirse. Han de surgir.

Tras un rato de mamada sin recuperar la erección de antes, lo intento masturbándome. Pero no funciona. Por consiguiente sigo cruzado. Así que se lo digo a Victoria. A pesar de que me sabe fatal por ella. Se tumba junto a mí y me da conversación, hablando de otras cosas intentando quitar hierro al asunto. Su manera de reaccionar, genial. Esta chica es un sol. Abandona momentáneamente el cuarto con sus sensuales andares. Por suerte en bolas y con los tacones puestos. Como resultado un espectáculo. Regresa sonriente. Hablamos un rato más. Con amabilidad, me recuerda que el tiempo se ha ido. Es cierto. Mientras me visto seguimos charlando. Me acompaña hasta la puerta, en bolas y tacones, y me despide con un pico.

V-Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci.

Salgo del piso contrariado. Debido a que me jode lo que ha pasado al final. Pero hago un rápido repaso a la hora que he pasado con Victoria y me doy cuenta de que hubo momentos sublimes. Estuve a punto de correrme en dos ocasiones. Primero, cuando me daba por detrás y me masturbaba. Después, cuando me follaba de cara y yo me comía sus tetas.

Aunque conseguí retener el orgasmo ambas veces. Por eso igual eso hizo que se perdiera del todo. Pero en realidad se trataba de mi segunda cita del día. Por la mañana estuve con otra chica trans. En cualquier caso, es la primera vez que me pasa algo así. Con todo, la experiencia es claramente positiva. Hubo momentos sublimes y pude conocer a Victoria. Además, ella estuvo genial. Espero tener otra oportunidad y volver a disfrutar con ella.

Conclusiones sobre relato travesti escort Madrid Victoria Ricci:
Por suerte Victoria está muy buena. Cuerpazo con buenas tetas, un culito riquísimo y un rostro muy atractivo. En conjunto, la encuentro más sexy que en sus fotos. Es posible que posee un físico más estilizado de lo que se muestra en ellas. Victoria te conquista con su manera de hablar. Extrovertida y simpática. Educada e inteligente. Su sentido del humor es agudo. Puede resultar cortante en sus respuestas si no acabas de pillarlo. A mí me cayó muy bien. Su trato es fantástico. Muy atenta, hace que te sientas bien en todo momento. Se confirma lo que había leído acerca de ella. Muy recomendable.

Como consecuencia me ha resultado imposible escoger una foto suya. Por tanto, dejo una selección. Y dos enlaces de sus anuncios en esta página. El primero, de cuando llegó a España. Como resultado las fotos son magníficas pero tienen ya unos años. Probablemente ahora está más buenorra. Tal y como vemos en el segundo enlace.

 

Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci
Relato Travesti Escort Madrid Victoria Ricci

Más Relatos de Travestis en España.

Fuente: Relato Travesti Escort Victoria Ricci en La latina Madrid.

Travestis Tarragona, Poniendole los cuernos a mi marido con travesti

videos de travestis follando mujeres

Travestis Tarragona, Poniendole los cuernos a mi marido con travesti.

hola a todos, no he tenido demasiadas experiencias con travestis tarragona. Se podían contar con los dedos de una mano debido a varios factores. Entre ellos falta de tiempo, de dinero y que muchas travestis no quieren acostarse con mujeres. Craso error.

Eempezare por la segunda porque la primera fue penosa. Casi tanto como la de un aforado de por aquí. Jejeje bueno para olvidar.

Hace algo más de 15 días, salí de mi curro muy excitada y decidida a tener una experiencia más con travestis. Eso si aprovechando que mi maridito salía tarde de su curro debido a una reunión. Así que asustada aunque decidida me fui al centro comercial.

travestis de tarragona

Estaba nerviosísima, compre el diari de Tarragona y fui a un sitio tranquilo. Despues cogí mi móvil y me puse a llamar a las páginas de contactos. Con la casualidad que di con un piso que estaba justo enfrente del centro comercial y además ¡¡¡no les importaba que yo fuera una chica!!! .

I – Travestis Tarragona:

Salí del centro comercial y cruce la calle. Busque el número y me contestaron, dios casi no me salía la voz. El corazón me latía con fuerza. Me atendió un chico muy majo, me dijo que estuviera tranquila. Que ella era un bombón y que me iba a tratar muy bien.

Espere 2 minutos y entro ella, una travesti brasileña joven, morena y vestida con un camisón transparente con la espalda descubierta. Cuando se acercó a mí me di cuenta, dios era altísima en comparación a mi 1.60 de altura. Me dijo que la pagara y que me fuera desnudando (dios, no sabía por dónde empezar, estoy malacostumbrada a que me desnuden cuando practico sexo…)

Me desnude y vino me dijo que me tumbara en la cama. En la vida una cama de 1.50 se me hizo tan grande, parecía una piscina olímpica, no sabía dónde ponerme

Se tumbó junto a mí y comenzó a tocarme yo no sabía por dónde empezar. La tocaba tímidamente, me comenzó a lamer los pechos y yo era mera espectadora. Bajo a la tripa y después rápidamente a mis ingles me moría para que me besara el clitorix.

II – Travestis Tarragona:

De repente se dio la vuelta, empecé a comerla la polla, note como iba creciendo según me la metía en la boca, seguimos así unos minutos ….después me pidió que la metiese el dedo en su culo, nunca había hecho algo así, después de dudar lo hice mientras la seguía lamiendo su polla que estaba totalmente erecta…. de repente se dio la vuelta y no sé cómo de mi boca salió la frase (no se ni como) “quiero que me folles” la exigí casi desesperada .

Dicho y hecho se puso un condón y se sentó en la cama. Yo como mujer que soy, queria hacer realidad mi fantasia, follar con una travesti, y me puse encima y me metí su polla, empecé a moverme y a saltar y casi nos corrimos las dos a la vez….

Me quede como tonta con su pene en mí, mirándola y preguntándome que demonios había hecho, me aparte y se retiró el condón. Entonces me pregunto si quería algo más y dije que no sabía que hacer que me sentía extraña. Acto seguido me dijo que me tumbara boca abajo y que me relajara y me hizo un fabuloso masaje en la espalda. Notaba como su polla me tocaba mi culo y mi espalda y note como me volvía a excitar pero ya no había tiempo para mas.

Así que me vestí y me despidió hasta la puerta

Bueno eso es todo espero os haya gustado ( no suelo escribir mucho)

Besitos y hasta la próxima que supongo tardara

 

travestis tarragona
travestis tarragona

Shemale Videos

 

Fuente: Relato poniendole los cuernos a mi marido con travesti.