Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia, un cuerpazo de escándalo.

Relato travesti Nuria Lewinsky en Valencia

Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia. En primer lugar hace tiempo que la travesti brasileña Nuria Lewinsky me ponía. Y mucho. Puesto que tiene un cuerpazo de escándalo y una mirada que incita al pecado. Además, su evolución con los años es algo espectacular. Por consiguiente Nuria está cada día más buena. En sus escenas en los videos porno de travestis está cañón. Ahora, se sale. Por otro lado, sus referencias aquí en la página de contactos travestis taiakashemales y en otras páginas de relax eran buenas. Tarde o temprano nuestros caminos se cruzarían. Ten en cuenta lo que aquí relato pasó hace justo un mes.

Estoy pasando unos días cerca de Valencia. Por lo tanto es el momento de conocerla. Así que marco su número y contesta a la primera. La travesti Nuria Lewinsky se muestra correcta y un tanto seria. Explica sus servicios y resuelve mis dudas, pero lo hace sin demasiada emoción. Supongo que pensará que no voy a ir a verla. Aunque se equivoca. Me gusta la seguridad que transmite al hablar. Le digo que volveré a llama el día siguiente para cerrar la cita. Lo haré una hora antes, el tiempo que necesito para desplazarme en coche hasta Valencia.

En Valencia con travesti Nuria Lewinsky
En Valencia con travesti Nuria Lewinsky

I.- Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia.

Es el tercer martes de Abril durante la media tarde. Una vez estoy listo, marco su número y confirmo la cita. Le digo que quiero pasar una hora con ella. Eso lo tengo claro. A pesar de que por el camino, me asaltan nervios y excitación. Como toda primera vez con una chica. Sin embargo intuyo que irá bien, aunque al teléfono sigue mostrando una cara seria. Más tarde llego a su zona y aparco sin problemas. Contacto con ella y quedamos en 15 minutos, la hora inicialmente prevista. Especialmente relevante es que su piso se encuentra en una importante arteria de la ciudad. Entro en una cafetería para beber agua y pasar por el baño. Frente a su portal veo a dos mujeres hablando. Marco su número de teléfono y me abre. En ese momento, me indica el piso al que debo subir.

 

Me dirijo al ascensor y, veo que me siguen las dos mujeres. En el ascensor, les pregunto a qué piso van. ¡Horror!. Por desgracia van al mismo que yo. ¡No me lo puedo creer! Pulso el botón de su piso. Por lo cual estoy tenso. Ya que no quiero coincidir con ellas en el rellano. Por eso decido subir dos pisos más. Salgo del ascensor y bajo por las escaleras. Como escucho voces, imagino que las señoras están con la puerta abierta. Parece que están enseñando el piso para alquilarlo. ¡Hay que joderse! Llamo a Nuria y le explico lo que pasa. Me disculpo por el contratiempo. Aunque no es mi ciudad y nadie me conoce, no quiero volver a coincidir con las dos señoras. Finalmente, entran y cierran la puerta del piso.

 

II.- Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia.

 

La situación me ha puesto nervioso. Tengo ganas de entrar en el piso de la shemale Nuria Lewinsky. Bajo y me abre la puerta. Ella se esconde detrás de la misma. Atravieso el umbral de la puerta y ésta se cierra. Es cuando me siento aliviado. Y totalmente impactado. ¡¡Explosiva travesti!!… así es como definiría a Nuria Lewinsky. Rubia, alta y con curvas de infarto. Debido a que viste un conjunto de ropa interior y tacones, que es toda su vestimenta, no sé dónde mirar. Al final, me atrapan sus impresionantes tetas. Luego nos damos dos besos y me conduce hasta el cuarto. Atravesamos el pasillo en forma de L y llegamos a su guarida. La habitación es grande. Pocos muebles de estilo moderno. Cama grande en el centro. Buen ambiente. Música sonando y persianas parcialmente cerradas.

 

La iluminación es tenue y sexy, con lámparas led en la zona de la cama. Todo está ordenado y limpio. Me gusta. Cuelgo la chaqueta en la percha que hay tras la puerta. Nuria Lewinsky es amable, aunque mantiene su postura distante. Parece que te la tienes que ganar. No hay problema. Ya habíamos acordado el tiempo que me quedaría y lo que esperaba de la cita. Por tanto, nada que hablar en este sentido. Le digo que vengo limpio y aseado, que no necesito pasar por el baño. “Quítate la ropa”… me dice travesti Nuria. Lo hago, pero mantengo los bóxer. Ella en cambio, se lo quita todo. Sujetador y tanga. Exhibe cuerpazo.

 

Travesti Nuria Lewinsky en Valencia
Travesti Nuria Lewinsky en Valencia

III.- Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia.

 

Se me cae la baba pero intento disimular. Culazo potente, 100% brasileiro. Tetas perfectas, grandes y de aspecto totalmente natural. De las más bonitas que he visto. Areola grande y oscura. El bronceado de piel le queda de miedo. Me fijo en los tatoos que adornan su cuerpo. Los conozco por fotos. Me fijo en sus manos, femeninas y cuidadas. Uñas en plateado metálico.

Su manera de moverse, sus gestos y su mirada, transmiten seguridad. Sabe lo que hace. Poco a poco, la veo más suelta. Junta su cuerpo al mío y me acaricia. Yo hago lo mismo. Empiezo por sus pechos y su cuello. Al tacto, su piel es una maravilla. Exquisitamente suave. “¿Cuándo quieres la lluvia?”… pregunta sacando un tema que habíamos hablado por teléfono. “¿Ahora o al final?”… añade. “Creo que al final, aunque dejo que lo decidas tú”… respondo. “Me gustan las chicas malas y un poco mandonas”… añado. Mi comentario, arranca una sonrisa cómplice en Nuria. De inmediato, toma la iniciativa. “Ponte de rodillas y cómeme la polla”… escucho.

 

Me voy al suelo y ella se mantiene en pie. Traigo un caramelo Halls en mi boca. Lo muerdo para hacerlo desaparecer y empezar a saborear su cuerpazo. Observo la depilación total de sus partes íntimas. “Me acabo el caramelo y empiezo con el tuyo”… digo. “¿Es de menta?”… pregunta ella. “Sí. ¿Pasa algo?”… respondo. “Sí. Ve un momento al baño y enjuágate la boca con agua”…. me dice. Me explica que su depilación es muy reciente y la menta podría hacer que le ardiera la piel. Ningún problema. Ella misma me guía hasta el baño.

 

IV.- Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia.

 

Superada la anécdota, regresamos al cuarto y volvemos donde lo habíamos dejado. Nuria es cada vez más cercana. Cubro sus preciosos pechos con mis manos. Manoseo y compruebo lo blandos que resultan al tacto. “Me encantan tus tetas”… le digo. Masajeo y chupo pezones. Riquísimos. Pero Nuria quiere otra cosa. Con suavidad, empuja mis hombros hacia abajo. Quedo arrodillado ante ella. Admiro su preciosa sorpresa en estado de relax. Agarro con mi mano y acerco mi boca hasta su glande. Le doy varios lengüetazos. La introduzco en mi boca aún relajada. Su respuesta es inmediata. En cuestión de segundos, coge volumen y me llena la boca. Nuria empieza a moverse. Adelante y atrás, con suavidad y sensualidad. Siento su dureza. La saco de mi boca. Quiero excitarme al mirarla. No solo hay dureza. Su tamaño es considerable. Golpeo contra mi lengua varias veces y vuelvo a tragar.

Debido a que Nuria se va calentando. La suavidad inicial se evapora y la travesti me folla la boca con ganas. Así que con sus manos en mi cabeza, se adueña de la situación. Por consiguiente me la clava hasta el fondo y aguanta la posición. Tantea mis habilidades tragonas. Llegan mis arcadas. Su polla, con más volumen del que esperaba, adquiere una dureza bestial. La saco de mi boca y brilla. Está embadurnada en saliva. “¡Menudo pollón!”… digo sorprendido. “Abre bien la boca”… responde ella. Quiere garganta profunda y tengo problemas. “La tienes muy grande. No me cabe entera”… digo. “Claro que te cabe. Túmbate boca arriba y verás”… contesta ella. “¿Lo probamos?”… suelto envalentonado por la excitación. “Túmbate aquí, con la cabeza en el borde de la cama”… ordena Nuria señalando dónde me quiere. Obedezco y quedo en sentido transversal.

V.- Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia.

 

 

Ella está de pie, junto a mi cabeza. Abro la boca sabiendo lo que me espera. Nuria me enchufa su misil. Por consiguiente tenía razón, me cabe toda entera. A pesar de que su follada de boca es salvaje, en esta postura, estoy vendido. Por desgracia me atraganto y tengo algún problema para respirar. Sin embargo, me pone verme así. Mientras que Nuria se crece al tiempo que se va calentando. Como resultado con el ímpetu, acaba encima de la cama, tumbada sobre mí. Luego postura del 69 conmigo abajo, tragando polla sin descanso. Después ella me pajea. Más adelante siento sus dedos cerca de mi culo. Mientras que juega con ellos. En algún momento, y sin ser del todo consciente, he perdido los bóxer.

Más tarde cambio de postura. “Ponte cómodo y me la comes más”… dice recostándose en el cabecero de la cama. Obedezco mientras manoseo sus preciosas tetas. Pellizco pezones. De nuevo, ella marca el ritmo con sus manos en mi cabeza. Estoy perplejo ante el tamaño de la polla que tengo en la boca. En fotos y en vídeos no me parecía tan grande. Vuelve a buscar mi culo con sus dedos. Esta vez, empieza a follarme con ellos. Me encanta sentirlos dentro de mí.

VI.- Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia.

Voy a follarme ese culito”… escucho mientras me da unas palmaditas en mis nalgas. Por suerte la veo muy cachonda. Como consecuencia coge un condón y abre el precinto empleando sus dientes. Sin prisas, enfunda su misil. Lubrica sus dedos y los introduce en mi culo. Me excita tanto su juego, que estoy a punto de correrme. Por suerte controlo el calentón. Mientras que Nuria Lewinsky pone lubricante en la punta de su polla. Estoy cachondo y también asustado. Sin embargo hace tiempo que no me encula un pollón y todo indica que Nuria es cañera. Coloca un cojín en mi espalda. Pone interés en elevar mi culo al máximo. Sabe lo que quiere.

 

Así que coloca mis piernas en sus hombros y prepara su asalto. A su primer empujón, mi culo ofrece resistencia. Empuja más fuerte y acaba con ella. Penetra hasta el fondo. Dolor y placer en mi interior. “Fóllame con suavidad, de momento”… pido esperando ser escuchado. Nuria bombea lentamente. Con maestría, dilata mi cerrado culo. Así que la saca parcialmente y deja caer saliva sobre su polla. Para más tarde volver a entrar. ¡Menudo morbazo!… pienso para mí. Tras el bombeo suave, llegan sacudidas cada vez más fuertes. No puedo evitar chillar cuando me la mete hasta el fondo. Aunque a ella le da igual. Puesto que taladrea sin piedad.

Relato travesti Nuria Lewinsky en Valencia
Relato travesti Nuria Lewinsky en Valencia

VII.- Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia.

Como resultado siento sus caderas golpeando mis nalgas. El “plas, plas, plas” de su follada se impone al sonido de la música. Luego chillo y encajo sus potentes embestidas. ¡Cómo folla esta tía!… pienso para mí. Permanece quieta con su polla bien dentro de mí. Estudia la expresión de mi cara. Tras la pausa, vuelve a darme con potencia. Mientras que inclina su cuerpo y se tumba sobre mí. Por lo tanto sus tetas rozan mis pezones. Por mucho que sale de mi culo, pasea la punta de su polla por la zona y vuelve a entrar. Todo ello, sin emplear sus manos. Escupe en mi polla y me pajea al ritmo de su bombeo. Más morbo. El sexo con la travesti Nuria Lewinsky se vuelve cerdete y cada vez más intenso.

Sale y comprueba que todo está en orden. Sin embargo  vuelve a clavármela. También  realiza cambios de ritmo. Por lo cual sale y entra. Además de vez en cuando retuerce mis pezones. Me maneja como quiere. Abre mis piernas, las cierra, me pone de lado. Nuria es cada vez más dominante y mi erección es total. Y mi culo es suyo. Me folla sin contemplaciones. Me pajeo. Pone sus manos en mi cara y mete los dedos en mi boca. Siento sus uñas en mi lengua. Sigue dándome fuerte. Su actitud me pone mucho. “Szi siguesz aszi me voy a correr”… digo como puedo. En lugar de aflojar, me da más caña, subiendo el ritmo de sus sacudidas. Me rompe el culo a pollazos y me folla la boca con sus dedos. No puedo dilatar mi orgasmo.

 

Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia
Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia

VIII.- Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia.

 

 

Finalmente exploto al ritmo de sus embestidas. ¡Qué gozada! Debido a la paja que me he hecho antes de coger el coche, mi corrida no es copiosa. Aún así, mi vientre queda salpicado de leche. Frente a mi cuerpo empapado en sudor. Así que quedo exhausto. Nuria sale de mí. Me pasa varios papeles y toallitas para que me limpie. Ella misma limpia la zona asaltada con una toallita. “Veo que estás perfectamente limpio”… escucho. Con la follada que me ha pegado, tiene su mérito.

Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia. Tras el intenso polvazo, charla en la cama. Ahí es cuando abandona su coraza descubro a una Nuria muy maja. Entiendo que sea así porque la vida le ha dado motivos. Pasamos de un tema a otro. Mientras conversamos, acaricio su cuerpo. Es un gustazo sentir la suavidad de su piel en las yemas de tus dedos. En mitad de la charla, Nuria recuerda lo que habíamos apalabrado. Está dispuesta a regalarme su lluvia. Agradezco sus palabras pero siento que ha pasado el momento. Lo dejamos para otro día y le doy las gracias. Sin embargo detalles así, miden la profesionalidad y el grado de implicación de una escort.

FIN.- Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia.

Por más que estoy muy a gusto con ella pero nos pasamos del tiempo acordado. Así que no quiero abusar de su confianza. Por consiguiente me visto y me preparo para volver a la realidad. Nuria me acompaña hasta la puerta, mete mano en mi paquete y me despide con un pico. “Ciao baby”… escucho como despedida. En resumen, excelente primera cita con Nuria en el Relato travesti explosiva Nuria Lewinsky en Valencia. Las expectativas eran altas y las ha superado. Finalmente solo me arrepiento de una cosa. No haber quedado antes con ella.

 

Fuente: Relatos y experiencias con travestis de Valencia Shemale Nuria Lewinsky.

 

Travesti Isabelly Strayt Barcelona refollando y retomando por el culo.

Travesti Isabelly Strayt Barcelona

Travesti Isabelly Strayt Barcelona refollando y retomando por el culo. Pues, este es mi primer relato. Lo escribí hace 5 meses, el día después. Hoy lo encontré en mi ordenador y la puse aquí en el foro.

Mi primera experiencia fue con la travesti brasileña Nicole Noguera hace un año en Travestis Barcelona. Para ser sincero, la primera experiencia era pensado para la travesti brasileña Isabelly Strayt, pero el pasado mes de enero (cuando yo estuve en Barcelona), ella estaba en Travestis Murcia, y la elección fue Nicole Noguera. No escribí un relato entonces, pero fue una experiencia muy positiva, increíble, y Nicole es más que recomendable.

 

A la historia de hoy. Estoy de viaje en coche de Copenhague a Málaga y, claro, paso por Barcelona. Nada más entrar en España, por La Junquera, llamo a la travesti Isabelly Strayt Barcelona para saber si está en Barcelona y si está trabajando. Que nervios. Más que nada, porque llevo 2 años y medio registrado en el foro de travestis taiaka – por lo tanto llevo 2 años y medio admirando a Travesti Isabelly Strayt Barcelona. Para mi es la más guapa de las barcelona shemales.

 

Me impresiona su suave voz, aunque la había escuchado antes en un video del foro. Quedamos y…. cuando abre la puerta me quedo plasmado. La verdad es que, a pesar de que Isabelly tiene muy buenas fotos en su perfil, ninguna llega a mostrar toda su belleza. Hay que verla en persona, supera cualquier expectativa. Es realmente guapa; de cara, de cuerpo, perfectamente maquillada, ropa sensual, tacones… perfecta…

I-Travesti Isabelly Strayt Barcelona.

Estoy bastante nervioso y los primeros minutos son un poco confusos por el tema de los nervios. Creo que logro decir lo guapa que es, como 4 o 5 veces en un minuto. Nos damos unos besitos, me trae algo de beber y pido permiso para darme una ducha.

 

Salgo de la ducha, voy al dormitorio e Isabelly está sentada en la cama. Creo que de nuevo, le digo lo guapa que es, que es increíble, que esto es lo más grande. Me siento a su lado en la cama. Le toco la pierna, subo la mano por el muslo y le rozo la polla por encima de la braga. Mientras me acerco a su cara, buscando un beso: Que boca rica y que lengua. Pierdo la inicial vergüenza, saco la polla de su escondite y se la chupo. Mide unos 15 cms, creo. Está bien gorda en la raíz, y más finita hacia la punta. Buen tamaño, muy recta y realmente bonita – y se pone durísima con facilidad.

Me tumbo en la cama de espaldas y ella me la chupa un rato. Estoy admirando su cuerpo, sus pechos, estoy medio atontado aún por su belleza. Le digo que se ponga a mi lado para verla bien. Nos masturbamos y mientras nos besamos un rato.

II-Travesti Isabelly Strayt Barcelona.

Le pido que me folla, y en lo que parece 1 segundo se ha puesto un preservativo y me ha puesto un poco de lubricante. Empieza suave, y como yo no sentía ningún dolor, enseguida le pido que me folle bien duro. Todo el tiempo le estoy tocando los pechos, su cuello, la cadera, mis manos no paran y ella no para de decir me cosas. Hasta que de repente, me pega una hostia en la cara. Me sorprendió, pero estoy encantado, parece que se le escapó sin querer.

 

Ya no me acuerdo bien, creo que le chupo un poco más, metí mi dedo en su culo. Nos besamos, y se siente encima de mí y junta nuestras pollas y hace una doble masturbación. Le digo que quiero follar. Y me pregunta de manera muy provocativa: Quieres follar mi culo?

 

SIIIIIII. Se pone a cuatro patas y me quedo atontado de nuevo: qué cintura y qué culo. Me agarra la polla con una mano, y rápidamente estoy dentro. No es que la tengo muy grande, pero sí que es bastante gruesa. Siempre he tenido problemas de penetrar las pocas chicas que he coincido que practiquen sexo anal. Nos quedamos en esta posición hasta que me cansé. Nos chupamos y masturbamos de nuevo, hasta que me dice que quiere mi polla en su culito otra vez. Esta vez se siente encima y controla los movimientos. Así se queda un rato, y me encanta ver su cara cuando se mueve arriba y abajo.

III-Travesti Isabelly Strayt Barcelona.

Creo que cambiamos de posición, y ella me folla de nuevo. Mi culito está bien abierto, y ella saca su polla del todo y la mete hasta el fondo, en cada movimiento. Gozando a lo loco, a esta altura me siento como si estuviera drogado.

 

Ella se tumba en la cama, y la follo de nuevo, en misionario. Puedo besarle los pechos y en la boca en esta posición. Seguimos un rato así, hasta que le pido que se tumbe conmigo, le masturbo, le chupo, y quiero correrme pronto. Se da cuenta y se pone de rodilla en la cama, sabe que me gusta mirarla y sabe que así me corro enseguida. Nos masturbamos, y ya no aguanto más, me corro y en el mismo instante ella se corre en mi barriga.

 

Tardo un rato en volver en mí. Charlamos un rato y tengo que volver a la realidad. Me quedan unas 10 horas de carretera para llegar a casa.

 

Un besotón a Isabelly, es una persona muy especial. Gracias por el trato excepcional.

Travesti Isabelly Strayt Barcelona
Travesti Isabelly Strayt Barcelona

Anuncio Travesti Escort Barcelona Isabelly Strayt.

Fuente: Relato Travestis Barcelona Isabelly Strayt brasileña.

Mujeres famosas con curvas consideradas curvy.