Relato ladyboys de Tailandia en Pat Pong Bangkok.

Relato ladyboys de Tailandia

Relato ladyboys de Tailandia en Pat Pong Bangkok. Mi siguiente experiencia también transcurre en el barrio de Pat Pong (Bangkok). pera esta vez no fue en ningún local.

 

Eran las 22:00h de la noche, esta es una muy buena hora para salir por aquí ya que” la marcha” en esta ciudad acaba alrededor de la 2 de la madrugada. Me dirigía una vez más al tan adorado KINGS 3 que ya os he hablado de él en mi anterior relato: Thailand Shemales Vivir en Tailandia. Cuando en una de las esquinas .puede ver dos chicas. En este barrio también puedes encontrar chicas que no pertenecen a ningún local y están en la calle.

Por aquí se dice, y también lo he leído en algún foro de travestis, que no es muy recomendable utilizar el servicio de estas chicas de la calle. Ya que se supone que son las más problemáticas. No por ello, decidí sentarme en el bordillo justo delante de ellas. Mi actitud en un principio era la de: “chicas tranquilas esto no va conmigo”. Pero evidentemente se me veía el pescado, ellas no son tontas.

Os las describo.

Ladyboy PLOW, 21 años, esbelta, pelo de color cobre. Un cuerpo escultural su carita la verdad no era muy Thai. Sus rasgos eran más bien como si estuviera mezclada entre occidental, y asiática.

Ladyboy SU, 21 años, de la misma edad que Plow. También esbelta pero algo más bajita que plow muy blanca de piel y con unos rasgos muy orientales se podría confundir con una japonesa.

I-Relato ladyboys de Tailandia.

Pasaron unos minutos cuando Su, algo menos tímida que plow se acercó y me dijo:

-Que haces por aquí?

Cuál fue mi respuesta? A día de hoy todavía me pongo nervioso a la hora de romper el hielo. Es algo que llevo fatal, le dije que esperaba a un amigo. La travesti Su no se lo debió creer mucho ya que entre una sonrisa me dijo:

-No es un lugar muy habitual para esperar a un amigo”.

Yo no puede aguantar y desoje una sonrisa que me delataba. Enseguida me di cuenta que Su hablaba un excelente ingles por lo cual no íbamos a tener problemas para la comunicación.

 

Mientras charlaba con Su, no podía dejar de observar a Plow. Su cuerpo esbelto y sus rasgos tan exóticos me tenían asombrado. Su se dio cuenta, y me pregunto si me quería ir con ella. En ese instante volvía ser un manojo de nervios, como en mis primeras veces.

 

Su, sonreía pícaramente cuando en un intervalo de silencio, dijo:

-O si quieres nos podemos ir los tres!!!!!

-Ostia!!!! Dije para mí, eso suponía que decir que si era ascender un escalón más dentro de mi humilde experiencia. Me estaba proponiendo un trió.

 

Respire y dije un contundente “Really”? (de verdad) ella dijo” Up to you” (tú decides).

Llegaba el momento más complicado o por lo menos a mí me lo parece “la negociación”. Pero sorprendentemente fue muy fácil y rodado. Pactamos ir a mi casa. No quería volver a las habitaciones por ratos. Esas bellezas merecían algo más, y lo mejor el precio, señores 2.500thb (50€) las dos. Aquí no había que pagar comisión en el bar, jejejej . Y encima íbamos a mi casa, o sea que no estaba tan condicionado con el tiempo.

II-Relato ladyboys de Tailandia en Pat Pong Bangkok.

Ya en el taxi de camino me sentí algo nervioso “aparecieron los fantasmas” me pasara algo? Mira que no es recomendable cogerlas de la calle” pero poco a poco se fue pasando para llegar a un punto más tranquilo.

Una vez llegamos a casa fue el momento más tímido para ellas. Y todo lo contrario para mi acabábamos de llegar a mi territorio y eso se percibía. Como buen galán, les propuse que si querían tomar algo o deseaban algo, que estuvieran tranquilas y que se sintieran como en casa.

 

Ya con una copita, luz tenue, y buena música charlábamos. Cuando plow me dijo si podía utilizar la ducha. Aquello sonó a señal, le dije que sí y en cuanto plow se introdujo en el baño. Su empezó a besarme y a desnudarme. Cuando me dijo vamos a ducharnos los tres.

En la ducha empezaba el festín cuando cual fue mi sorpresa? Plow, estaba terriblemente armada, aquí en Asia las pollas no son de un tamaño muy “pa ya” que digamos. Las ladyboys “pre-op” aquí no es muy común que posean grandes rabos, como era el caso de Su que su medida era muy media.

Señores, me arrodille ante tal herramienta con una curiosidad tremenda por saber si aquello podía crecer todavía aún más, y empecé a chupar y chupar. Estaba de rodillas ante dos bellezones, mientras “Su” enjabonaba a “Plow” y yo se la chupaba. “Su” decido también meter su rabo, ya más modesto también en mi boca y entre intervalos se las iba chupando.

III-Relato ladyboys de Tailandia.

Fuimos hasta el sofá allí me tumbaron y las dos empezaron a lamer todo mi cuerpo. Por mi piel corría una sensación brutal. Prácticamente no puede interactuar con ellas, os contare por qué, el hecho de tener a dos mujeres contigo dejas de ser la voz cantante para pasar a ser su víctima y eso estaban haciendo conmigo.

Cuando “SU” me estaba comiendo la polla.”Plow” ya estaba introduciendo alguno de sus dedos en mi culito, mientras pensaba, como me folle me va a romper.

 

“Su” se incorporó “Plow” me colocaba un preservativo mientras hablaban entre ellas en “Thai” (idioma oficial del país). Se sentó en mi polla se la metió enterita y empezó a mover su cuerpo encima mío. ”Plow” me puso un cojín en la cabeza y metió su rabo para que acabara lo que había empezado en el baño. Me estaban sodomizando yo era incapaz de llevar ningún tipo de iniciativa. Pero sin duda me estaba encantando.

 

Por un momento pensé que “Plow” se iba a correr en mi boca ya que sus movimientos eran ya demasiado rápidos y sus huevos empezaban a tener contracciones, cuando la saco le dijo algo a “Su” y sonrieron.

 

El cojín que hasta ahora lo había tenido en la cabeza “Plow” me lo coloco debajo de la parte inferior de mi espalda. Me abrió mis piernas, coloco crema, y entonces mi sorpresa era “Su” la que empezaba a follarme.

 

Tras la primera envestida enseguida note que a “Su”, lo de penetrar no era lo suyo. Siempre pensé que lo estaba haciendo por morbo, pero que realmente no era lo que mejor sabía hacer.

IV-Relato ladyboys de Tailandia en Pat Pong Bangkok.

“Plow” miraba mientras se masturbaba para no perder la erección. Yo estaba” estremecido” de placer cuando “SU” la saco me colocaron a cuatro patas. Y ahí es cuando alucine.”Plow” me la estaba metiendo y ahí puedo decir que la primera envestida si me dolió.

Pero tras unos segundos y cuando consiguió tenerla toda dentro, empezó a moverse. Era una sensación tan placentera que no os lo puedo describir.

Le pedí por favor que me pusiera boca arriba, me encanta verles la cara, y pedirles que cuando se vayan a correr la saquen se quiten el preservativo y eyaculen encima de mí. Creo que uno de los motivos por lo que me encanta follar con transexuales son quizá por esos últimos segundos.

 

“Plow” si se sabía lo que hacía. Me follaba con la intensidad justa, ni a golpes ni demasiado despacio. Por estas “Su” se masturbaba de pie apuntando hacia mi pecho creo que estaban claras sus intenciones, y por mi encantado. Cuando creo que antes de lo previsto empezó a correrse, unos cuantos lechazos tímidos cayeron encima de mí, recuerdo que estaba ardiendo. Aquello debió excitar a “Plow” y ahora si empezó a moverse como una autentica bestia.

V-Relato ladyboys de Tailandia.

Os aseguro que me estaba partiendo mi respiración. Empezó a acelerarse cuando en una de las más fuertes de sus envestidas no aguante más y empecé a correrme, mientras ella viendo eso me daba cada vez más fuerte.

 

Ya en una de estas noté que de un rápido movimiento la saco de mi culo. Se quitó el condón, hizo un movimiento rápido hacia arriba y cuando me di cuenta.  ”Búa la” se estaba corriendo en mi boca, lo que unos minutos me hizo dudar de si lo iba hacer o no?. (Pues disipo dudas ) deposito todo su néctar, que no era poco en mi boca.

Relato ladyboys de Tailandia
Relato ladyboys de Tailandia

Por eso a ella le guardo un grato recuerdo fue la primera en hacerlo.

Espero os haya gustado mi relato ladyboys de Tailandia.

Un saludo a todos.

 

Extraido de Guide de Travestis Spain.

Travestis Tailandia. Haciendo el trenecito con dos ladyboys tailandesas.

Travestis Tailandia. Haciendo el trenecito con dos ladyboys tailandesas.

Tailandia Enero de 2009. Al encuentro de travestis Tailandia. Tras una pantagruélica cena en el copioso buffet del Marriot Hotel de Bangkog, bien regada con un buen caldo australiano, y dando bocanadas a un sabroso habano que compré en el aeropuerto de Barajas antes de iniciar mi periplo asiático. Sumergido en el caos de la capital thailandesa, sorteando automóviles, tu-tus, puestos de comida rápida y frituras de saltamontes y gusanos. En la oscuridad de la noche con fondo de neón, estoy llegando a NANA. Se trata de una plazoleta que me recuerda la plaza redonda de Valencia. Pero a la que no voy a comprar libros viejos, ni sellos, ni a intercambiar cromos de futbolistas, sino en busca de emociones fuertes, y en la que no hay chocolaterías ni churrerías, sino un complejo entramado de bares y garitos, repletos de prostitutas y travestidos.

Ladyboys, travestis, transexuales operados y gays afeminados que se mueven, unos con ton, y otras sin son, sobre tarimas. Exponiendo sus cuerpos medio desnudos, y que se distinguen por el número diferente que contiene el cartel que les pende del cuello. Todo este barullo ante una fauna viciosa de turistas de medio mundo, entre los cuales me encuentro. Muchedumbre compuesta por  alemanes de barrigota cervecera, británicos medio borrachos o japoneses sonrientes y desdentados. Es la Babilonia bíblica, la gran ramera.

 

I-Travestis Tailandia. Haciendo el trenecito con dos ladyboys tailandesas.

Como ya soy pájaro viejo y no me gustan ni como son (bajitas y planas) ni como follan, las putas thailandesas, las cuales sólo sirven para darte un masaje con el complemento de la pajita(ñan ñan) o la mamadita (boom boom). Subo a la primera planta del conjunto de locales, en donde por precedentes experiencias sé que voy a hallar lindas “lady boys“, o sea, mujeres con colita.

Prescindo de narrar como me las ligo con mi chapucero inglés, aprendido en un colegio de curas pajilleros y pedófilos. Lo que además carece de mérito llevando una cartera potente con 2000 bags, 500 por cada chica para el local y 500 para cada una. Pues como no son muy rollizas me llevo un par al peso, como veis es todo puro romanticismo. Een dólares, me sale la fiesta por unos 70 dólares. Así que nos vamos todos caminito de mi hotel, ya que no me gusta follar en tugurios sórdidos, sucios, y a oscuras, en donde te pueden dar gato por polla.

Como soy previsor, ya tengo localizada la puerta lateral y más discreta. Por donde entrar a las cathoí (Kathoey) en el establecimiento hostelero, no por pudor, sino para que el conserje aprovechado no me haga soltar 20 dólares más.

 

II-Travestis Tailandia. Haciendo el trenecito con dos ladyboys tailandesas.

 

Mi previsión se extiende a tener la habitación recogida. No sea que alguna sea una choriza, y todo lo de valor incluyendo pasaporte en la caja fuerte. Por supuesto el mini bar controlado. No sea que me manguen las botellitas de red label. O bien les dé por descorchar el champagne francés. Así que para evitar tentaciones las mando al baño, a la ducha ambas. Que se queden en pelotas antes que yo, y a frotarse un poquito con las esponjas.

No os he dicho como eran, la verdad es que ya no me acuerdo muy bien. Pero os puedo decir que más altas que las mujeres bío, delgadas, sumisas, con pechos pequeñitos o pechos limoneros. Travestis delicadas que intentaban agradar e implicarse. Pero que nadie se piense en este país de Indochina pillar a una Bía Spencer o a una Roberta Lima.

Tras dejar mi ropa perfectamente colocada en el interior del armario. Me sumo a la fiesta, y ya desnudo, entro en la ducha. Dónde estamos comenzando así los juegos eróticos: una tocadita de pollita, unos besitos con lengüita, mordisquitos a los lóbulos, chupaditas a los pezones

La cosa se empieza a animar, y ya me siento con el arma montada como un Rambo “español”. Las niñas comienzan a excitarse, y sus pequeños penes se estiran hasta alcanzar un calibre aceptable. Se sorprenden del tamaño que alcanza mi verga, claro que comparada con la suya ya se pueden sorprender, y es que hay que tener en cuenta que no son travestis brasileñas sino travestis siamesas.

 

III-Travestis Tailandia. Haciendo el trenecito con dos ladyboys tailandesas.

Una vez sequitos y sin que baje la excitación conseguida. Nos tumbamos en el pedazo de king size de my room. Ambos pececitos se entregan a chuparme, lamerme, comerme, besarme, mordisquearme. Sus cuatro manos lo mismo me acaricia el escroto, que masajean mi musculos, o dejan que sus dedos se pierdan más allá de mi sexo y atraviesen mi ano, todo con delicadeza y cuidado. Son verdaderas travestis geisas.

Sus bocas encuentran el punto de comunión en mis genitales, mientras una engulle mi prepucio, otra me moja con su lengua los testículos, y si me contorneo se desliza hacia el peritoneo, provocándome una sensación de placer tan difícil de olvidar.

Una de ellas me propone hacer el trenecito, y post enfundarnos los protectores, me encuentro follando a la transexual más femenina por el culo. Mientras que la que mantiene más erecta su dotación, me penetra con suavidad.

Así estamos un buen rato, hasta que la ladyboy a la que estoy montando se me corre entre los dedos. La otra saca su polla de mi culo, y eyacula en la boca de su compañera. Yo me levanto y les suelto un chorreón de horchata valenciana en la cara, inundando sus ojos achinados y sus bocas serviles. Qué bien me siento. No sé si soy Rambo, un samuraí, o el mayor putero sodomita plenamente realizado. ¿Seré tal vez Aníbal el caníbal? Qué sensación de poderío….yeahhhh.

Finalizada la orgiástica sesión, invito a las ladyboys a abandonar mi habitación. Una me pide quedarse a dormir, pero con esta subida de testosterona, prefiero dormir con mi libro, así que bye bye ladys.

Espero que os haya gustado foreros. Así es Bangkog.

 

 

Travestis Tailandia
Travestis Tailandia

Si te ha gustado te recomiendo leer este otro de ladyboys en Tailandia: Thailand Shemales Vivir en Tailandia

Travestis Londres – Mi mejor experiencia en Londres con ladyboys.

Travestis Londres

Travestis Londres – Mi mejor experiencia en Londres con ladyboys.

Bueno, en este, mi primer relato, voy a narraros mi mejor experiencia con travestis. Por mi os contaba la peor, bastante más reciente. Y con una travesti del catálogo Taiaka, pero bueno. La dejaré para más adelante, aunque ardo en deseos de delatar a esa desvergonzada.

Travestis LondresTravestis Londres

Al grano, trataré de calentarme en una dirección positiva.

Todo se remonta a unos cuatro o cinco años atrás, en la que para mí es la ciudad entre las ciudades: Londres.

Por aquel entonces yo vivía allí y cayó en mis manos una guía del ocio, “Time Out“, la fui ojeando y rápidamente me fui a buscar alguna noche o fiesta con ambiente trans. Para mi desilusión. Poca cosa, pero retuve el nombre de un garito y lo busque en google.

Era, y supongo que seguirá siendo un lugar de encuentro para hombres de todo tipo en torno a un fuerte núcleo trans.

Me encantó, allí había de todo, desde preciosas ladyboys que contrastaban en altura con los bellezones transexuales brasileños pasando por “señores” de más de 50 años con pelucón, pantys y minifalda.

Ni corto ni perezoso, al sábado siguiente estaba cruzando sus puertas y bajando esas escaleras sin saber que me iba a encontrar.

Me encantó, allí había de todo, desde preciosas ladyboys que contrastaban en altura con los bellezones transexuales brasileños pasando por “señores” de más de 50 años con pelucón, pantys y minifalda.

Me voy a la barra, pido un ron-cola y enseguida me voy a la pista a bailar, no me gusta nada adoptar esa actitud de mirón de barra.

El sitio es pequeño y en dos minutos le doy la vuelta al garito. ¡Madre mía ! Estaba encantado, hasta ese día todo el contacto que había tenido con trans había sido con carácter profesional, fugaz y pagando.

I- Travestis Londres.

Bueno, un baile aquí otro allí, miraditas por aquí y por allá. La música comercial y mala! Tipo disco de un hotel. Pero anda que me importaba la música en aquel momento!!

De pronto, me dan un pellizco en el culo! Me giro y ahí estaba. Un tipo de unos 60 años, maquilladísimo y con pelucón de Dartacan que ni el cardenal Richelieu! Una sonrisa, un bailecito y BASTA. Muy simpática la “abuelilla”, pero sigo fijo en mi objetivo: el grupo de ladyboys que hay al borde de la pista.

 

Me pongo las pilas y hago la clásica “pasada sonda” junto al clan oriental para comprobar que están como me temía. Tremendas! Travestis orientales así sólo las había visto en fotos. Eran cinco o seis y solo una era normalita, las demás. Im-prezionantes!

Bueno, vuelvo del baño y al pasar junto a ellas, una sonríe más de la cuenta, “he triunfao!” me digo mientras voy notando una erección incontrolable.

 

Vuelvo al sector “pequeña Tailandia” y empiezo a bailar con una de ellas, la de las sonrisitas. No se corta ni un pelo, besitos, distancias cortas, cortísimas. y me coge el paquete, que ya era un zepelín a punto de explotar, para magrearme de forma descarada. En una de estas me coge fuerte de la mano y me lleva al baño de los tíos, como si se hubiese caído en la marmita de Axe de pequeña.

II- Travestis Londres.

La verdad es que sentí hasta miedo. En mi visita anterior al baño había comprobado que había un negro (como en todos los baños de discoteca de Londres) que limpia y vigila además de ofrecer colonia, caramelos y demás a cambio de unas monedas. Lo peor es que había carteles muy claros de “No más de una persona por retrete“.

Bueno, a mi pequeña parece no importarle y me empuja dentro de uno de los dos retretes y sin mediar palabra, se sienta en la taza y empieza a chupármela como si llevase años sin comer.

PARANOYA: me digo “Joder, sin condón, que coño estoy haciendo. ” Pero estaba la cosa como para abrir la puerta y pedirle al Jefry un condón.

 

Estaba flipando, que artistaza! se levanta, se la saca y me dice “its your turn” (Te toca) vaya. Parece que no quiere dejar nada para luego. Me empiezo a rayar mucho: el guardabaños negro fuera y consiguiente temor a que me echen de semejante paraíso, sin condón y la colega poniéndose un poco más violenta. Bastante agresiva. A ver, yo no había creado la situación.

La escena no me gusta, no me gusta nada. Me levanto los pantalones, enfundo, y le digo que salgamos, que tomemos una copa y nos vayamos a algún hostel, a su casa o donde sea, pero que allí no. Se irrita y me dice que no hay “después” ahora o nada.

Vaya, pues está claro. Nada.

Salgo y le dejo una propina al cuidabaños por su exquisito a la vez que permisivo comportamiento.

 

III- Travestis Londres.

De vuelta a la pista estoy mega confuso, no puedo seguir ni el ritmo de la música. Desde su rincón, el clan de las vietnamitas me mira de forma amenazante. Tengo más miedo que Chuck Norris en el barrio chino. Y me planteo si acabo de perder una oportunidad de las que no se repiten.

 

Con tanto trajín debo ir al baño, esta vez a evacuar, llego y el Mark me mira y se ríe, vaya que simpático! encima mamoneo. “Esta vez te va dejar propina Rita” Evacuo y cuando estoy saliendo me pregunta: “where are you from?”, “¿de dónde eres?”, “español” le digo. “Ok, cuidado con esas chicas” me dice. Al final estuve como 5 minutos hablando con él, Mark se llamaba, un crack de tío! Joder, siempre le recordaré.

 

Con el Vietcon mirándome no me encuentro nada bien, la hora de cierre se acerca y yo descompuesto y sin plan.

 

Las luces de la disco se encienden, “esto se ha acabado”.

Nota: Ojo si salís por ahí, hay que ser rápido, las discos cierran a las 3 o así y dejan de servir alcohol un buen rato antes del cierre.

 

“Otra vez será”, me voy a despedirme de mi nuevo amigo Mark y a echar el último chorrito, entro al baño y…

ALLI ESTABA LA REINA DE LA NOCHE!!

Una de las mujeres más guapas que había visto a lo largo de la noche, metro ochenta, pelo largo, cuerpo de infarto, estilazo. Bueno, no hay adjetivos.

 

Me había fijado en ella en cuanto entró al garito, pero rápidamente me dije: “no flipes chaval, no piques tan alto que no te vas a comer un truño!”

IV- Travestis Londres.

Allí estábamos, los tres, ella se estaba lavando las manos, el Mark recogiendo su puestecillo-droguería y yo en plan “pasaba por aquí. ”

Note como me miraba, me tiemblan las piernas. Me despido de Mark y antes de salir del baño, la oigo: ” eres español?” , “si” contesto girándome y apreciando su impresionante figura.

Aun me pregunto qué coño hacía ella ahí, ¿por qué no usaba el de las tías, como todas? la respuesta da igual. Gracias Señor!!

 

“Vamos acércate, no me como a nadie” dijo en un inglés pausado y con voz agradable. ” Yo si que te iba a comer. ” pensé. Ni me lo creía, tieso en todos los sentidos, petrificado y empalmado, sin saber qué hacer.

 

Como caída del cielo, una mirada sonriente de mi consejero Mark. Asiente, me guiña y leo en su gesto un claro “Ya estás tardando, esta chica sí”

Gracias Mark!

 

Me voy hacia ella y me hace un par de preguntas, a la tercera casi me caigo de culo: “que haces ahora?”, “lo que tú quieras”, no dudé, me salió del alma, el subconsciente habló por mí. Ella se río.

V- Travestis Londres.

Salimos del baño y allí no queda ni Perry, luces, camarera barriendo y uno de los peores DJ´s que he escuchado tonteando con dos morenas de infarto. No acabo de creerme lo que está pasando, ya estaba allí en plan VIP, eso sí, todos me miraban en plan “y tú quién eres?!

Sin tiempo a reaccionar me dice que la espere, que va a por su abrigo, menos mal, porque el modelo estilo “Xena la guerrera” que llevaba no iba bien con los 5 grados que debía hacer fuera. En un minuto que se hizo eterno, vuelve sonriente y me pregunta “¿vienes a mi casa?”. Casi me meo encima de la impresión. “YES!!!”.

 

En el taxi me explica que le había encantado que no le metiera mano y la respetase en el baño. Me preguntó por la ladyboy: “¿Quién era esa chica con la que te besabas?” Le conté, “vaya guarras”, contestó.

Jejejejee, un soplo de seguridad en mí mismo, se había estado fijando en mí!! Me siento más tranquilo, como con una colega.

 

Sin dejarme pagar el taxi, subimos a su apartamento, un flat de lujo en Covent Garden, de lo mejor de Londres. Es simpatiquísima y conectamos totalmente, risas, anécdotas. Una ducha hidromasaje, vino blanco frio. Un puto sueño!! Mucho hablar.

 

Noté que le faltaba alguien en su vida, no paró de contarme cosas, donde había estado, trabajado, de todo. Mil cosas. Tenía ascendencia italiana y había vivido en Madrid, el idioma, en cualquier caso, no es barrera cuando hay ese feeling!

VI- Travestis Londres.

Todo esto en una cama enorme de sábanas blancas, espejos. lo repito, un sueño!

Nos chupamos todo lo chupable. Mucha dulzura, “tranquilo, no hay prisa”, “tranquilo, esto no es una competición”, me susurraba mientras me adentraba en lo más profundo de su cuerpo. Pausas, tragos de vino, y más caricias. Recorrí su cuerpo entero en todas las direcciones posibles, con mis manos, mi lengua, con todo. Las horas pasaban, otra ducha, ni en mis mejores sueños había vivido algo así.

 

Su piel blanca increíblemente suave y tersa. Su forma de susurrar. Todo en ella me parecía sencillamente genial!

 

La penetré en diversas posturas, ella me indicaba y proponía, yo sencillamente, asentía! Se corrió tres veces, yo otras tantas o más.

 

Todo perfecto, quizá repitió demasiadas veces que debía sentirme muy afortunado por estar ahí, con ella, en esa situación. Realmente lo fui.

 

Me arrepiento de una cosa, por aquel entonces yo no era pasivo y no dejé que me penetrase, lo respetó.

De pocas cosas me habré arrepentido tanto, sobre todo porque recientemente supe que nunca podrá penetrarme. Una visita a Tailandia y ya es una mujer de la cabeza a los pies.

 

FUE MARAVILLOSO!! El mejor relato con Travestis y Transexuales de mi vida.

VII- Travestis Londres.

London Shemales
London Shemales

Perdí la noción del tiempo, me había quitado hasta el reloj, no quise que nada estuviera entre nuestros cuerpos desnudos, que se frotaban una y otra vez.

Hacía rato que había amanecido y empezábamos a dormirnos, sin dejar de acariciarnos, como los amantes que llevan tiempo sin verse.

Al rato, y sin saber porque, empecé a sentir que era el momento de irse de allí. Me dijo que me quedase pero decidí irme, el porqué, aun no lo sé. Demasiadas emociones para una sola noche creo.

 

Su nombre es Cindy Sins, la única trans con la que he disfrutado como uno lo hace con una amiga. Ternura, caricias y muchas buenas maneras recíprocas.

 

Desgraciadamente ella salió de viaje a los pocos días. Yo volví a España y en una visita posterior a  Londres no pudimos vernos, estaba liada con unos desfiles de moda en los que colaboraba, o eso me dijo. Da igual, fue genial y difícilmente podría haber sido mejor que esa primera y única vez.

Repetía que debía estarle muy agradecido, y así lo estoy: MUCHAS GRACIAS CINDY!

Thailand Shemales Vivir en Tailandia.

Tailandia Nong Tum katoey

Thailand Shemales Vivir en Tailandia.

Thailand Shemales Vivir en Tailandia. Creo que siempre he sido un admirador de las Trans, pero no fue hasta llegar a esta ciudad (Bangkok) que me decidí a dejar ver paginas y lanzarme al deseo de poder vivirlas.

Travestis Tailandia. Tras visitar varios foros y por supuesto este, leí un relato del compañero IBLOV de unas vacaciones suyas en este país, que os recomiendo a todos que lo leáis.

Decidí que iba a visitar un local llamado KINGS 3 que está ubicado en el barrio de PAT PONG, y que es uno de los más recomendados en los foros de travestis.

thailand shemales possingthailand shemales possing

Una vez llegue al barrio de Pat Pong, os puedo asegurar que estaba hecho un manojo de nervios,.. Decidí relajarme y tomar una cerveza mientras estudiaba la manera de cómo entrar en el local sin sentirme demasiado observado, ya que por este barrio se mezcla un gran mercadillo con turistas y demás bares.

I – Thailand Shemales Vivir en Tailandia.

Una vez me decidí, tras atravesar la puerta, y sentarme en uno de los sofás laterales pude observar por lo pronto como 25-30 chicas cuál de ellas más maravillosa que bailaban tras una barra con un bikini como única indumentaria, y unas 7-8 mas delante que tenia ofreciéndose para hablar conmigo tras previo pago de una consumición para ella, pensé que era el momento de respirar hondo y dejar pasar los primeros minutos de confusión y nervios, ya que acababa de entrar en el cielo y eso no pasa todos los días. (A estas alturas visito el cielo más a menudo jejeje.)

thailand ladyboy

Thailand ladyboy

Tras esos primeros minutos, mientras daba constantes tragos a mi cerveza, divise a un lindo Ángel. Tras una fugaz mirada, me respondió con una sonrisa, ya no puede dejar de mirarla. Ella decidió acercarse a mí, yo estaba claro que no podía ni articular palabra. Me pregunto si podía sentarse conmigo y la invitaba a tomar algo, le dije que si por supuesto.

Ya llevaba como unos 20 minutos hablando con ella cuando, con su voz angelical me dijo….me quiero ir contigo, yo desconocía cualquier procedimiento de cómo sacar a la chica del Bar, costes y demás detalles….ósea que tuve que fiarme de ella, tuve que pagar 500thb (10€) para que ella pudiera venirse conmigo, es la comisión que percibe el bar.

Ladyboy un lindo angel.

Tras salir del bar me dirigió a un lugar donde alquilan habitaciones para ratos cortos. Curiosamente se llama MADRID 2000 y se encontraba a escasos 200mt. La habitación no era nada del otro mundo más bien decadente. Pero toda aquella emoción que estaba viviendo me pareció el sitio más morboso para realizar una de las fantasías que mas deseaba.

Os puedo asegurar que era una ladyboy, muy femenina, ya no en su aspecto, ni su físico. Si no, en todo sus gestos manera de hablar sonrisa, estaba ante un sueño hecho realidad. Ya en la ducha es donde pude observar su escultural cuerpo y dejaba asomar su linda colita.

II -Thailand Shemales Vivir en Tailandia.

Nos magreamos y besamos hasta llegar a la cama. Mientras ella estaba tumbada yo la besaba por todo su cuerpecito mientras su cola crecía que poco a poco encontré en mi boca. Se la estuve chupando hasta que me dijo que parara que quería llegar hasta el final conmigo. En un principio no entendí mucho la frase, pero según iban pasando los minutos me fui dando cuenta a que se refería.

thailand shemales piss

Thailand shemales piss

Me coloco un preservativo, lo unto generosamente de crema lubricante y mientras abría sus piernas me susurraba, Please fuck me! “En cuanto mi polla entro en ese culito os puedo asegurar que estuve a punto de explotar” pero quería dilatar mi experiencia no quería que aquello fuera pasto de 20 min…tras unos minutos la saque y le dije que necesitaba descansar…

Entablamos algo de conversación….mientras las respiraciones se iban calmando ella me pregunto si alguna vez me habían follado..Que a ella le apetecía mucho y que como me había dicho antes quería acabar conmigo!

Os podéis imaginar? Todo eso me estaba pasando en mi primera experiencia con un ladyboy

Yo le dije que no, nunca nadie me había follado pero que podíamos intentar a ver qué tal “estaba totalmente atrapado por la curiosidad de saber que se sentía” ella me dijo que me tumbara y me relajara, me beso por todo el cuerpo, me comió la polla mientras iba metiendo algún dedo untado en crema se incorporo se coloco el preservativo unto mi culito de crema y mientras me abría la piernas, Zas!!!! La tenía dentro.

III -Thailand Shemales Vivir en Tailandia.

En un primer momento me sentí un poco tenso ,ya que me había dolido el primer instante de la penetración, según ella se iba moviendo lentamente yo dilataba , cada vez pedía mas intensidad en sus movimientos, “me estaba follando una mujer con polla, ni en el mejor de mis sueños” notaba como aquello que me parecía una colita se había convertido en su mejor arma para hacerme estremecer de placer como nunca lo había vivido, en cuanto note un par de contracciones de su capullo no pude contenerme más y empecé a derramar leche sobre mi abdomen me estaba corriendo como un animal…

Thailand Shemales Vivir en Tailandia
Thailand Shemales Vivir en Tailandia

Estando en Thailand Shemales Vivir en Tailandia. En ese momento ella saco su polla se quito el preservativo y me unto con un lechazo que llego hasta mi barbilla…no me lo podía creer ahí estaba el significado de “quiero acabar contigo” yo había oído muchos rumores de que las ladyboys debido al tratamiento hormonal no eyaculan prácticamente nada……pues bien, en ese caso os puedo decir que se corrió en abundancia, sin duda había disfrutado conmigo y yo con ella la mezcla de nuestras leches quedo imprenada para siempre, aun hoy en dia nos vemos de vez en cuando………..

Amazing Thailand.

Compañero y maestro Iblov, tengo que decirte que el estado de las habitaciones para estancias cortas en el pat pong sigue siendo igual de decadente que siempre. Por eso lo de llevarlas a mi casa, me siento mas comodo y por supuesto totalmente limpio…

IV -Thailand Shemales Vivir en Tailandia.

hasta el dia de hoy nunca he tenido ningun problema con ninguna de ellas. Ni por robos, ni porque puedan pensar que pueda haber algo mas. El sector esta bastante profesionalizado. Si hay casos de que la chicas te hagan ver que se han podido enamorar. La intencion es obtener un “sponsor” (extranjero que envia dinero desde europa). Conozco alguna que puede tener hasta 4 “sponsors”.

thailand ladyboysthailand ladyboys

Pero te puedo asegurar que no es mi caso, ellas saben muy bien quien puede ser un canditato y quien no.

a partir de mis proximo encuetro con alguna de ellas haré fotos para que las compartamos todos…

Tailandia Nong Tum katoey
Tailandia Nong Tum katoey

Fuente: Relato Thailand Shemales y vivir en Tailandia.

Ver Fotos de travestis tailandesas.